AMEC exige el cumplimiento de las propuestas de resolución contra el acoso sexual y sexista aprobadas el 15 de mayo

La Universidad “no está aplicando medidas cautelares al profesor denunciado por cuatro alumnas por acoso sexual y sexista”

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), grupo promotor del Claustro monográfico sobre acoso sexual y sexista, advierte al rector de la Universidad de La Laguna que “no pretenda cerrar el grave problema del acoso enarbolando la bandera del consenso institucional”. Para AMEC, la aprobación por unanimidad de todas las propuestas de resolución presentadas “solo se explica como una victoria moral sobre todos aquellos que se opusieron a que se celebrara la sesión claustral monográfica del 15 de mayo”.  

De esta forma, la representación estudiantil entiende que “la unanimidad no sería fruto del consenso, sino del desarme moral que han sufrido todos los que trataron de silenciar el escándalo mediático y social del acoso sexual en la ULL y que este no llegara al Claustro”. Desarme moral que “afecta de forma particular al rector y a la presidenta del Consejo Asesor de la Unidad de Igualdad de Género y directora del Instituto Universitario de Estudios de las Mujeres, Inmaculada Perdomo Reyes”, puesto que, entre otras cosas, “pretendieron sentirse agraviados por el supuesto daño que estaría sufriendo la institución al convocarse la sesión monográfica del Claustro”.

Asimismo, desde AMEC, señalan que “Martinón es el responsable de que las resoluciones aprobadas en el Claustro sobre acoso sexual se hagan efectivas”. En ese sentido, le recuerdan que “terminar con el acoso sexual está en su mano, y le recomiendan que no se esconda detrás de sus subalternos, como el inspector de la ULL, Andrés Falcón Armas”. De las siete propuestas aprobadas el martes, AMEC pone el acento en las cuatro que promovió el grupo: que la ULL exija “informes de violencia de género y acoso sexual o por razón de sexo a todo el personal de la ULL”; “que todas las personas cuyo espacio laboral sea la ULL tengan el amparo del plan de igualdad”; que la Universidad deba personarse “como acusación particular cuando el asunto se judicialice”; y, finalmente, que la aplicación de medidas cautelares supongan “el no contacto entre la persona presuntamente agresora y la victima ante un presunto caso de acoso sexual o por razón de sexo”.      

Sin medidas cautelares para el profesor denunciado por acoso

AMEC también recuerda, como ya hizo en la sesión del Claustro, que la Universidad “no está aplicando medidas cautelares al profesor denunciado por cuatro alumnas por acoso sexual y sexista”. Desde el grupo consideran “muy grave” esta circunstancia y recuerdan a Martinón que “debe ordenar la aplicación de dichas medidas cautelares de inmediato, puesto que se está dejando a las alumnas en una clara situación de indefensión”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×