Carlos Alonso convierte la entrega de tarjetas de transporte “tenmás” en una costosa acción de propaganda

La novedad es una supuesta oposición política que ingresa miles de euros mensuales para hacer su trabajo y nadie sabe en realidad a qué dedica su precioso tiempo (y nuestro dinero)

Si permites que Carlos Alonso te mande una carta a tu casa, pagada por todos nosotros y con una empresa privada detrás que se lleva una pasta por esto, te ahorras dos euros que dicen éstos que le cobrarán a los que no hagan la petición por internet en este periodo de ‘promoción’, hasta el 31 de mayo. Vamos, que entre pitos y flautas el asunto nos puede salir por una pasta cuando acaso hubiera sido más eficaz entregarlas de la misma forma que se entrega un bono cualquiera y/o habilitando durante un par de meses oficinas especiales en estaciones y demás pero no, Alonso ha optado por lo más caro porque le da la oportunidad de meterse en los datos personales y en la casa de la gente con un mensaje que contiene mucho más de propaganda que de información útil. Por ejemplo, sabemos que sustituirá al bono de papel, ¿pero también sustituirá “ten+móvil”? En la carta de Alonso no lo dice, habrá que llamar.

La amenaza de los dos euros nos ha hecho a todos acudir a la promoción propagandística de Carlos Alonso, ellos aseguran que la tarjeta tiene ese coste y que el que no llegue a tiempo va a tener que pagar, nada menos que dos euros. Y no sólo eso, la tarjetita nueva sin contacto tiene una característica que, cómo no, viene a perjudicar gravemente a los usuarios de la guagua, y al servicio en sí, en el sentido de que habrá que estar muy atento para pasar la tarjeta no sólo cuando accedes, como siempre, sino cuando te bajas en tu parada porque como cojas una guagua hacia el sur y te bajes en Candelaria te van a cobrar el trayecto completo si te olvides de pasar la tarjetita también al salir. Verdaderamente impresionante no sólo porque lo más normal es que nos podamos despistar sino porque los líos que ahora se producen a la entrada pues nos los podremos encontrar en algunos casos también a la salida. Justo lo que nos faltaba.

 

Y no es ninguna novedad, esto es un asunto viejo, que las precampañas electorales se alarguen cada vez más en el tiempo y que las paguemos todos a precio de oro. ¿O es que nadie se acuerda de la pasada donde Alonso vendió a aquellos “Visionarios”, justo en precampaña 2015, donde se premiaban ideas y proyectos ciudadanos con el compromiso de llevar a cabo el del ganador. Bueno, aquello fue un follón porque la gente votó una cosa, diques semisumergidos para evitar cargarse la dinámica natural de las playas (que ni caso le hicieron al asunto) pero las cabezas pensantes premiaron otro sobre una residencia de artistas o asunto similar. Bueno, da igual, a nada de aquello hicieron caso, pero, efectivamente, la campañita de Alonso pagada con dinero de todos nosotros sin duda surtió su efecto y el asunto estuvo meses ocupando columnas y más columnas en los periódicos, vallas publicitarias ilegales, anuncios en radio y televisión… de todo. Nada nuevo bajo el Sol por tanto.

Eso sí, la novedad es una supuesta oposición política que ingresa miles de euros mensuales para hacer su trabajo y nadie sabe en realidad a qué dedica su precioso tiempo (y nuestro dinero) amén de machangadas varias como la de declarar ‘non grato’ al presidente del club de fútbol rival, de Gran Canaria, como si el palmero que preside el Club Deportivo Tenerife, imputado por levantarse millones de euros de dinero público, fuera en realidad ejemplo de algo.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×