Descolonización: abstención en la colonia ante el pandemónium electoral español

El opresor no sería tan fuerte si no tuviera cómplices entre los propios oprimidos.

 

Comprobamos con verdadera repulsión que vuelven a llegar las elecciones amañadas de la metrópoli a este archipiélago para que miles de canarios y canarias depositen su voto-esclavo. Elecciones estas, ya sean nacionales, autonómicas o locales españolas, que son una verdadera estafa perpetrada desde los más profundos sumideros del estado colonial y corrupto español.

Estas elecciones coloniales españolas son un atentado contra la inteligencia de quienes sabemos cuál es nuestra situación histórica colonial, geográfica, social y cultural de nuestro pueblo canario, aunque sabemos que dentro de la diversidad humana que existe en las Islas muchos no se enteran o no se quieren enterar de su realidad existencial.

La ignominia de la mentira es constante y perpetua donde estos políticos españoles y criollos afines a la mamandurria de la metrópoli que siempre están buscando la sombra del mejor árbol que los cobije y al calor del dinero público, o en busca de buenos negocios a la vera del poder, nunca nos han aportado nada y ni nos aportarán, en todo caso nos seguirán robando como siempre lo hacen, es más, la corrupción es aplaudida por estos degenerados públicos españoles.

¿O es que algún político en Canarias y en la metrópoli ha hecho algo por ti?

¿Sabes para que ha servido tu voto? Pues para anclar y fortalecer el pacto colonial entre las oligarquías caciquiles de Canarias y la metrópoli, y a ti te darán las sobras y si las hay. El estado español está demolido y donde los próximos gobiernos coloniales que están por llegar terminarán por lapidarnos, entonces ya diremos y confirmaremos que hemos pasado al estado de la supervivencia.

Vemos impasibles a estas élites político-caciquiles como utilizan “tu voto” para instaurarse en los sillones del poder español y colonial, posiciones para empezar nuevamente a preocuparse de sus intereses y los de su camarilla, simples rémoras y medradores, personajes sin capacidad de gestión cuando están en el echadero del poder político.

Pero para colmo esta clase de cipayos coloniales sucursalistas de la metrópoli se encuentran en una situación desahogada y sin dar palo. Mientras tú caminas por las calles de tu archipiélago y solo vez miseria, desilusión, desesperanza y hasta muertos en vida, las desestructuraciones familiares, las muertes violentas (crímenes y suicidios), son el pan de cada día. Tenemos la tasa más alta de suicidios en la historia de Canarias con más de dos muertes diarias, y que estos personajillos que tenemos por gobernantes lo tienen todo “tapado” y con consignas de cremallera en boca donde no salga a la luz esa aplastante realidad que los criminaliza sin lugar a dudas. Medios de comunicación comprados y plegados a lo que les mandan, médicos forenses callados la boca conscientes de esta lacra social y que en su momento se atrevieron a denunciar, pero que inmediatamente les taparon la boca y si te vi no me acuerdo, así podríamos estar días y sacar mierda tras mierda.

Bajo este funesto panorama tenemos que bregar para sobrevivir donde la constante es la situación colonial en la que nos encontramos, tenemos que escuchar a ciertos compatriotas con argumentos de los más curiosos con opiniones diversas, unos porque hay que votar para llegar a alcanzar cotas de poder y reivindicar propuestas independentistas o la mentira de que la abstención propicia de que la derecha española se perpetua en el poder de nuestra Nación Canaria.

La sociedad Canaria tiene que despertar y darse cuenta que las instituciones coloniales españolas no van a permitir que la realidad colonial del archipiélago los tumbe, se aferran con uñas y dientes a las cotas del poder y no vacilarán en dar el primer tiro. Porque sí, son ellos los provocadores de tus desgracias [email protected] y no dudarán en pisarte el cuello a la más mínima y ya lo han demostrado, las libertades no se venden en la tienda de la esquina, las libertades se arrebatan.

Hay que recordar que el parlamento colonial se blindó y parapetó su estructura subiendo los topes electorales a nivel regional e insular unilateralmente, con la burda mentira de que era necesario por el posible riesgo de ingobernabilidad y, a la misma vez, se ponen todos de acuerdo para rechazar por amplia mayoría el derecho de autodeterminación y dar cerrojo a otras posibles organizaciones se llamen nacionalistas o independentistas que quisieran optar a entrar en los futuros gobiernos.

El Estado español y sus cipayos coloniales buscarán todos los medios para que se vote y seguir queriendo dar a demostrar que el sistema funciona. Todos los partidos políticos en Canarias son meras delegaciones e intermediarios en pro de la rancia españolidad junto con todo el engranaje institucional colonial y con sus fieles apegados a la papa dulce de lo público y lamebotas de la metrópoli, un ejército de colonialistas asimilados verdadero caldo de cultivo de ignorantes adoctrinados avalan el participar en las elecciones para legitimar la españolidad de Canarias.

Por todo esto que acontece, es un deber, por dignidad y honor, que los hijos de esta tierra, que la quieren de verdad y están comprometidos por ella, el no estar dispuestos y no seguir estándolo a entregar nuestro propio poder a unas organizaciones políticas españolas que han demostrado su máxima incapacidad para que Canarias y su pueblo tengan de pleno derecho las estructuras propias, políticas , y jurídicas de una nación independiente.

La “abstención” es la única opción, tú decides de si perder el tiempo o aprovecharlo.

Votar el sistema colonialista español es entregarte a los que han destrozado a tu país y a tu sociedad; canario y canaria, abstenerse es decir ¡¡¡BASTA!!!

Taknara 2016.

Arturo Caballero González

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×