El pacto del piche (PSOE-Podemos) desempolva también la vía exterior por La Vega Lagunera

Y ahí están, el Santiago Pérez y el Ascanio defendiendo lo que no hace tanto juraban y perjuraban que se haría por encima de sus yacentes cuerpos sin vida”

En 2007 el malogrado Pedro Molina consiguió, se lo tuvo que currar pero lo consiguió, camelarse a los de la CoCa para que aparcaran el proyecto de nuevas carreteras de circunvalación a La Laguna con la idea de desviar el tráfico hacia el norte mediante el anillo insular, apuesta que también hizo el actual director general de carreteras del Gobierno de Canarias (el ínclito Jose Luis Delgado) en su etapa en el Cabildo. Se trataba de vender la idea de que el anillo insular iba a desatascar la TF-5 a su paso por La Laguna para lo que se pagaron disparatados estudios que en su día comentamos y con los que tragó también Podemos, de la mano de Fernando Sabaté desde el pleno de Cabildo. La cosa era sencilla, como la gente de Tacoronte iba a tirar hacia el norte para ir a la zona turística del Sur porque el anillo insular se lo pondría más fácil (servicio de guagua no hay todavía pero qué más da habiendo fábricas de coches) pues Anchieta se iba a desatascar y todos felices en el país de las maravillas.

Pues bien, tras cien días del “pacto de las flores” (del piche más bien) resulta ser que no, que la solución para desatascar el área metropolitana y la TF-5 consiste en facilitar la llegada de más coches con lo que sería el segundo tramo de la vía exterior a la que su día se opuso el PSOE con vallas publicitarias por ahí, que la gente no se cree esas cosas pero ahí están en nuestra memoria reciente. Sí, el primer tramo con una inversión multimillonaria supuso desviar la TF-1 a la altura de Acorán para hacer el puente hacia el cruce de El Tablero, que ahí está ese tramo en el que se siguen metiendo millones y más millones muerto de la risa. Y ahora van a por el segundo tramo, uno bastante ridículo que consiste en salir de Guamasa por detrás del aeropuerto, suelo agrícola de primer orden, no para enfilar hacia El Tablero sino para evitar Padre Anchieta e incorporarse un poco más abajo de nuevo a la TF-5, una multimillonaria inversión para atraer más coches privados a hacia Santa Cruz y las zonas comerciales que era justo lo que nos faltaba.

Y ahí están, el Santiago Pérez y el Ascanio (el independentista venido a menos y ahora en Podemos o en yo qué sé) defendiendo lo que no hace tanto juraban y perjuraban que se haría por encima de sus yacentes cuerpos sin vida, esos que no se sacan al malogrado Pedro Molina de la boca ni a la de tres y que si levantara la cabeza se volvería a largar a carrera abierta sin la más mínima duda. Tremendo cinismo, la cosa no era proteger el suelo rústico por encima de todo en La Vega, granero de canarias y blablablá, blablablá, blablablá… No, la cosa era que si lo hacía Coalición Canaria eran los especuladores del piche y el hormigón (siempre con intereses inmobiliarios por medio) y si lo hacen los ecosocialistas es porque están por la movilidad sostenible. Y una cosa sí les digo, sé que no pasará, pero lo que procede ante semejante chusma es caerles a sombrerazos sin la más mínima duda. Que se manden a mudar vamos, sin más contemplaciones, que ya hemos visto suficiente.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com/




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×