El Partido Comunista de Canarias apoya la huelga de los Bomberos de Tenerife

El PCC invita a Carlos Alonso a estudiar con sensatez las peticiones de los trabajadores del Consorcio. 

No puede haber 1 bombero por cada 5000 habitantes

Para el PCC la exigencias de la huelga son de sentido común y solo mejoran la seguridad de la población y los profesionales contra incencios. 

El Partido Comunista de Canarias (PCC) muestra su total solidaridad con los trabajores y trabajadora que han iniciado la huelga el pasado 30 de enero en la isla porque entiende que los motivos que les llevan a ella mejorarán las condiciones laborales de los profesionales del Consorcio de Bomberos de Tenerife, toda vez que incrementará la seguridad y los tiempos de respuesta en emergencia para la población de tinerfeña, especialmente en el sur, donde la situación es verdaderamente precaria. 

Desde el Partido Comunista de Canarias queremos destacar que las pésimas condiciones en las que se encuentran las plantillas de bomberos  hacen que estando en huelga, el número de efectivos activos cubriendo los servicios mínimos, sea el mismo que el de una jornada laboral normal, hecho que pone de relieve la defiencia existente y la vulneración de su derecho a huelga, ya que deben estar de servicio en sus días de descanso para poder cubrir los servicios mínimos. 

Cabe destacar, la alarmante situación de la que informan los propios bomberos en el manifiesto que explica los motivos de la huelga. “Tanto la comarca de Güímar como la de Arona se encontraban, y se encuentran a más de 40 minutos en tiempo de respuesta del parque profesional más cercano (es importante resaltar que los parques de voluntarios no están ocupados más de un día de media semanal). Esta carencia representaba y representa un problema muy grave, y así fue recogido en todos y cada uno de los Planes Directores de este servicio”. 

Si bien no existen directrices en cuanto a la ratio de bombero por habitante que debe cumplirse por normativa, sí que existen unas recomendaciones europeas que en Tenerife desbordan la cifra. Mientras que la UE recomienda que haya un profesional por cada 1000 habitantes, en la isla la cifra quintuplica y la realidad es que solo hay un bombero por cada 5000 habitantes. 

Los profesionales del Consorcio reclaman mejoras reales que se traduzcan en la reducción de tiempos de respuesta ante una emergencia, en la contratación de nuevo personal de manera que la plantilla se renueve y cuente con profesionales con experiencia y una plantilla joven y, sobretodo, piden sensatez a la hora de realizar inversiones de 1´2 millones de euros en un nuevo Parque de Bomberos, ya que esté se ubicará en una de las zonas de la isla con mejor dotación de efectivos y porque el Parque estará destinado a ser usado por voluntariado, que debe estar para complementar labores de extensión y no para sustituir a los profesionales. 

Para el PCC estas reivindicaciones, además de justas, destacan el valor humano de los trabajadores que secundan esta huelga porque la ciudadanía de Tenerife esté más segura. 

Denunciamos la actitud del Cabildo de Tenerife y su presidente, Carlos Alonso, que más allá de mostrar voluntad por llegar a un entendimiento, lo que hace es “pasar la pelota” en este asunto derivando las negociaciones de un lado a otro. Sin embargo, el máximo responsable de la entidad cabildar es también el responsable de la seguridad, o expresados en otros términos, de la inseguridad que sufren bomberos y ciudadanía y de ella no puede eximirse. Por tanto, exigimos al señor Alonso que de una vez de soluciones sensatas y no esquive el problema por el bien del pueblo de Tenerife. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×