El “plan Canarias” como cárcel desenmascara al colonialismo y racismo español: ayer finca, hoy “reserva” para migrantes

Pero el Estado español nos tenía más sobresaltos preparados. Su histórica tendencia a comportarse como Poncio Pilatos con nuestros problemas, se vio laureada con un episodio de mayor prepotencia aún: dejarnos vendidos ante una emergencia migratoria y humanitaria”

“Cero turístico, ERTES masivos, SEPE colapsado, escudo social propagandístico y se bajó el telón del teatro de la Canarias que vivía bien gracias a España”

Hasta hace un año, Canarias era el solarium de la UE, la finca donde “hacer caja” y obtener multimillonarios beneficios que cada día se transferían a España, Alemania, Reino Unido y otros países ricos. Los canarios nos quedábamos con las migajas del IGIC y lo que la Hacienda española no se quedaba del IRPF, Impuesto de Sociedades, Seguridad social y otras “requisas” tributarias. Nosotros poníamos el sol, el paisaje y la mano de obra peor pagada del Estado. Pero ese “escaparate” de “paraíso pegado con cinta adhesiva”, esa farsa metida a hierro fundido en la mente colectiva de nuestra gente, se cayó abajo el mes de marzo de 2020 con la llegada del primer estado de alarma de la pandemia del Covid. Cero turístico, ERTES masivos, SEPE colapsado, escudo social propagandístico y se bajó el telón del teatro de la Canarias que vivía bien gracias a España. De la noche a la mañana, “las afortunadas”, la colonia, se descubrió así misma desnuda y hasta las “plañideras” autonómicas empezaron a temer con sus “barbas en remojo” si el estallido social se convertía en algo más serio que el coronavirus.

Pero el Estado español nos tenía más sobresaltos preparados. Su histórica tendencia a comportarse como Poncio Pilatos con nuestros problemas, se vio laureada con un episodio de mayor prepotencia aún: dejarnos vendidos ante una emergencia migratoria y humanitaria.

Los ministros del “Nerón” Pedro Sánchez reconocieron la africanidad canaria cuando se negaron a abrir “sus fronteras” aéreas marítimas a los más de 20 mil migrantes. Esos que se han ido hacinando en muelles, hoteles y ahora en campos de concentración indignos. Canarias pasó así de “finca en explotación” a “reserva” donde encarcelar a miles de seres humanos con destino real una Europa que es racista, aporofóbica y clasista. En un acto de desprecio y racismo institucional sin género de dudas, no admite traslados de Canarias a España con el argumento del Covid, pero CON DESCARO sí traslada entre islas a los migrantes. Valientes sinvergüenzas todos, Gobierno español y su oposición que también no los quiere allí. Valientes sinvergüenzas los dirigentes de sus partidos en Canarias, que sólo sollozan y patalean, pero no llaman las cosas por su nombre: colonialismo.

¿Este era la autonomía? ¿Este era el autogobierno? ¿Esta era la españolidad y la europeidad? Éramos colonia hace un año como finca explotada y somos colonia hoy como cárcel y reserva. Políticos canarios eunucos.

Si las Naciones Unidas con este espectáculo colonial que está dando España en Canarias, aún no lo veo claro en septiembre, aquí tiene un ejemplo más. El supuesto Gobierno de Canarias y su “paralamentos“, han demostrado que no gobiernan porque nada pueden decidir en verdad. Meros espectadores ante la coyuntura histórica más grave desde la 2°Guerra Mundial.

Exigimos al Gobierno de la colonia que declare NO GRATO al Gobierno español por su trato colonial. A que se dirija por carta al secretario general de las Naciones Unidas para que abra los cauces para un proceso de Descolonización de Canarias. Y si eso no hiciera al menos por dignidad este gobierno florero, que dimita, disuelva el Parlamento y quede en funciones hasta superada la pandemia.

Solicitamos igualmente al MPAIAC que, con los instrumentos que tenga a su mano y alcance, denuncie en altas instancias africanas esta situación, para que sirva de amplificador de nuestras demandas en la ONU.

[email protected] de Canarias




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×