El Programa Ansina y la decadencia de Coalición Canaria

Ansina debe desaparecer y cualquier gobierno insular serio tiene que abogar por crear un verdadero plan de acción para el colectivo de mayores, que es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad”

Estos días estamos asistiendo a la casi vuelta a la “normalidad” desde que nuestras vidas han pasado por estos cambios tan drásticos. Pero también asistimos a numerosos cambios en el orden político y estructural de nuestra sociedad, producido por los relevos de diferentes tendencias políticas en las instituciones.

En el caso del Cabildo de Tenerife, Coalición Canaria arma un revuelo frente a la nueva Consejera de Acción Social, María Ana Franquet, por promover el desmantelamiento del Programa Ansina, que con unos 60 trabajadores, lleva existiendo desde hace unos 30 años. Los trabajadores de este Programa se encuentran en la plantilla de una empresa pública llamada IDECO, S.A., con sede en el Pabellón Santiago Martín y que además gestiona, entre otras instituciones, el Complejo Deportivo de Ofra, el Cidemat o el propio Pabellón de “La Hamburguesa”. 

El Programa Ansina se ve salpicado por distintos escándalos, sobre todo en los últimos años. CC va en declive de votos y utiliza a “sus trabajadores” para organizar encuentros masivos en el Pabellón Santiago Martín y en el Recinto Ferial de Tenerife, en épocas preelectorales. Hace un año aproximadamente, la Junta Electoral de Canarias prohíbe, tras una denuncia presentada por el PSOE, la emisión de un programa de “Noche de Taifas” por considerar que se “manipuló con la presencia de destacados candidatos de CC…”. Asimismo Ansina adelantó su 30 aniversario para convocar a 1800 mayores y utilizarlo como público en la grabación de este programa. Programa televisivo que presenta el que fuera candidato de CC al Cabildo en 2015, Elvis Sanfiel. La noticia, publicada por la prensa local el 22 de mayo de 2019, informa además que “Tanto las guaguas como las viandas y presentes entregados en el acto, corrieron a cargo de las arcas del Cabildo”.

Pero no es este el único escándalo ligado a Ansina. Todos los años, por el 30 de mayo, Ansina convoca a miles de mayores en un acto en el que se suben al escenario para ser vanagloriados, toda la cúpula de CC, y de ningún otro partido. Incluso en los años de pactos con el PP, como si los cargos insulares del Partido Popular entendieran que ese acto “institucional” es cosa de CC. A estas fiestas donde se derrochaba “sin miserias”, la prensa las llamó “FIESTAS DE LA MORTADELA” por la cantidad de embutidos que servían allí. Hemos escuchado historias de personas, adheridos a algunas Asociación de Mayores de Tenerife, contarnos que en sus centros les prometían excursiones con guaguas y comida gratis al Norte de Tenerife, y acababan con una bandera canaria en la mano, en el Pabellón Santiago Martín escuchando un mitin. Todo coordinado por el Programa Ansina y auspiciado por los cargos públicos de aquella época. Guaguas, comidas… es mucho dinero del que se habla.

El que escribe este artículo entró a formar parte de este entramado en 2008, incluso allí tuve la suerte de conocer a mi actual pareja. Cuando entré, pensé que todo era legal y acepté aquella “inusual” entrevista de trabajo a la que no acudimos sino 8 personas ¡para 6 plazas en el Cabildo!, dos de las cuales eran ya trabajadoras de Ansina.. y dijeron allí que renunciaban a aquellas plazas. Así entré a formar parte de un programa de intervención con jóvenes ideado por Bermúdez llamado “Asómate”, pero coordinado por la Unidad de Acción Social del IASS, igual que Ansina. Mi coordinador era un pibe de La Laguna que no sabía cómo se escribía un mail y que no tenía ningún tipo de formación referida a su puesto de trabajo.

Por supuesto, a nosotros también nos hicieron “trabajar” en las “Fiestas de la Mortadela” y cuando empecé a denunciar estos hechos a mis “jefes”, que son personal del Cabildo, me empezaron a mirar mal. A finales de 2010 decidieron rescindir el contrato de interinidad a mí y a 11 personas más, reenganchando después a 2 afiliados al Partido. Me considero una persona emprendedora y esto para mí fue sólo un “pasar página” pero lo que vi allí esos dos años, era el colmo de la desfachatez, cosas que nadie podría imaginar.

El modus operandi de esta unidad es enrolar a su gente o a los que quieran obtener este título. Después organizan innumerables cursos “internos” a los que casi nadie tiene acceso, para endosar esos títulos específicos a “sus trabajadores”, la mayoría sin ningún tipo de formación, previa al obtener tan bien remunerado puesto de trabajo.

Ansina representa la decadencia, tanto histórica como actual, de Coalición Canaria. Seguramente sus trabajadores no tendrán la culpa a nivel personal de este entramado, pero también se han callado durante años y lo sostienen. Durante esta crisis humanitaria del coronavirus, muchas personas se han ido al paro y no podemos desearle mal a nadie, además estamos seguros de que una persona con buena formación y a la que le gusta lo que hace, tendrá más fácil acceso a un empleo que otra que no ha podido tener esa oportunidad. Ansina debe desaparecer y cualquier gobierno insular serio tiene que abogar por crear un verdadero plan de acción para el colectivo de mayores, que es uno de los pilares fundamentales de nuestra sociedad.

Héctor Navarro




8 comentarios en “El Programa Ansina y la decadencia de Coalición Canaria

  • el 7 de junio de 2020 a las 8:55 pm
    Permalink

    Noto un poquito de resentimiento… Te noto resquemadito… Al igual habla un poco la inquina y la envidia… habría que revisarte esta obsesión en redes y medio que te dan voz, sin fundamento alguno.

    Respuesta
  • el 7 de junio de 2020 a las 9:30 pm
    Permalink

    Un artículo escrito desde el rencor más absoluto, con numerosas inexactitudes y vacío de contenido. Demuestra una falta de consideración absoluta hacia los trabajadores que se limitan a cumplir honestamente con sus obligaciones. Es legítimo hacer cambios y mejorar cualquier institución pero no despedir en medio de una pandemia que azota a nuestro país, después de haber adquirido el firme compromiso de continuar con la labor de ANSINA. Ese compromiso no se hizo en una taberna cualquiera sino en sede oficial por parte de una representante legítima que ahora se desdice faltando a la palabra dada. Nos dijeron que nadie perdería su trabajo, nos dijeron que juntos saldríamos de esta situación. Nunca dijeron que se irían a la calle sesenta familias, clase trabajadora como el señor Navarro.

    Respuesta
  • el 7 de junio de 2020 a las 9:38 pm
    Permalink

    Estimado Señor, ha publicado usted un artículo que figura firmado por Don Héctor Navarro, en el medio digital que dirige, haciendo referencia expresa a que estoy afiliada al partido político CC. Todo ello es absolutamente falso.

    Por todo ello conforme a lo previsto en la Ley Orgánica 2/1984, de 26 de marzo, reguladora del Derecho de Rectificación, quedando obligado a publicar en el mismo medio, que “la deportista Tere Linares no está afiliada a CC, ni a ningún partido político”.

    Si no se procede en el plazo previsto legalmente a lo solicitado, me reservo las medidas legales para salvaguardar mi derecho al Honor e Intimidad, así como a la indemnización correspondiente por el daño moral que se me pretende generar del contenido del artículo falso publicado.

    Respuesta
    • el 7 de junio de 2020 a las 10:57 pm
      Permalink

      Estimada Teresa Linares Hernández:
      Hemos informado al autor del artículo y se ha procedido a eliminar el párrafo en cuestión. Por lo demás, si desea remitirnos algún artículo de opinión sobre este asunto o cualquier otro, le informamos que la intención de nuestro medio es dar voz y asumir el derecho a la crítica que tienen todas las personas.
      Reciba un cordial saludo.

      Respuesta
  • el 8 de junio de 2020 a las 7:35 am
    Permalink

    Suscribo cada una de las palabras del autor del artículo. Y no, no se trata de resquemor, resentimiento o envidia (¿envidia de qué?). Es algo tan poco sentimental como el conocimiento de causa. Que Ansina ha sido durante décadas un instrumento político al servicio de Coalición Canaria no creo que nadie tenga la indecencia de negarlo. Esto no es un ataque contra sus trabajadores, cada uno se gana los garbanzos donde y como puede, pero denunciar lo que a todas luces fue, durante largo tiempo, un nido de nepotismo y corrupción es un deber ciudadano.

    Respuesta
  • el 8 de junio de 2020 a las 9:58 am
    Permalink

    Cuando usted dice “instrumento político al servicio de CC” ¿a qué se refiere exactamente? Llegar a esa conclusión es cuando menos simplista. Supongo que conoce el Programa exhaustivamente y ha visitado los centros de mayores y ha podido comprobar el trabajo que allí se hace. No olvide que los mayores de Tenerife son adultos con criterio político y social. Y al igual que usted pueden tener preferencia por un determinado partido político. Creer que son manipulables es sencillamente tendencioso. La alternancia política es saludable en cualquier democracia. Sin embargo, mentir, faltar a un compromiso adquirido es tramposo.

    Respuesta
    • el 8 de junio de 2020 a las 1:04 pm
      Permalink

      Conozco efectivamente y de manera exhaustiva el Programa, desde muy adentro. Hablo con total conocimiento de causa. No se trata de preferencias políticas, se lo aseguro. Es más, me duele la situación porque tengo amigos cercanos afectados por esta coyuntura. ¿Pero ha leído usted el artículo con detenimiento? ¿Quiere más datos? ¿Sabe usted cómo se ha venido contratando a la plantilla de Ansina durante todos estos años? ¿Sabe usted que un tanto por ciento elevadísimo de sus integrantes han tenido carnet de CC? (¿sospechoso o simplemente grandes fans de la mafia coalicionera? ¿Se ha dado usted una vuelta en periodo preelectoral por ciertos locales donde se ensobraba propaganda de CC? ¿Sabe usted lo que es el nepotismo-enchufismo-clientelismo? ¿Ha asistido a muchos “encuentros de mayores”? Le aseguro que sé de lo que hablo. Y no me venga con que los mayores de Tenerife son adultos con criterio político y social, que es lo que se dice siempre cuando no hay otros argumentos. Hay muy buenas e interesantes publicaciones sobre el funcionamiento del populismo. Y si algo hemos sufrido los canarios durante décadas es el populismo casposo y tramposo de CC.

      Respuesta
  • el 8 de junio de 2020 a las 4:29 pm
    Permalink

    Deberían de agradecer al autor del artículo que es cierto del todo , ¡ QUEDARSE CORTO ¡

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×