El tranvía por la Avenida de Los Majuelos ni es una prioridad, ni es una demanda social

El Cabildo de Tenerife, que tiene competencias en transporte, pretende impulsar la ampliación de la línea 2 del tranvía metropolitano y lo quiere hacer por la Avenida de Los Majuelos a pesar del rechazo de vecinos y comerciantes, Esta avenida atraviesa los barrios de la parte alta de Taco así como El Sobradillo La Gallega en el Distrito Suroeste de Santa Cruz de Tenerife.

La existencia de la avenida de los Majuelos, en realidad una rambla que cuenta a lo largo de su recorrido con un amplio paseo en el centro, carril bici, arbolado, aparatos de gimnasia en diferentes tramos,… es utilizada a diario por muchísimos vecinos y transeúntes de diferentes lugares y es además una zona comercial, que se vería afectada gravemente. En la actualidad desarrollan su actividad más de 400 comercios y pequeñas empresas, muchos de los cuales aseguran se verán obligados  a cerrar.

Esta rambla desde hace unos 15 años concentra la vida socioeconómica de la zona.y se podría ver seriamente afectada por la pérdida de la mayor parte de aparcamientos que hay en la actualidad y del arbolado. La repercusión negativa en el empleo vendría dada tanto por las obras como por el proyecto en sí mismo.

Tanto interés por el tranvía no responde a las necesidades y demandas de la población sino a los de la parte privada de Metropolitano, que le supone un jugoso negocio a unos cuantos. Macro proyectos como el tranvía fueron impulsados en principio por Ricardo Melchior, presidente del cabildo de Tenerife y ahora continuados por su sucesor, Carlos Alonso, ambos de Coalición Canaria.

Esta vía urbana se construye como parte de la lucha ciudadana de finales de los 70 y principios de los ochenta en medio del macro proyecto urbanístico denominado Polígono del Rosario impulsado al principio por el Estado y más tarde con la autonomía y las transferencia por la Comunidad autónoma canaria proyecto que actuaba sobre unos tres millones de metros cuadrados y que incluía varios barrios surgidos con la emigración del sur y las islas periféricas hacia el área metropolitana. Esa vía se proyectó como el eje articulador urbano del citado polígono residencial.

Por otro lado, el tranvía que se pretende instalar en la zona es consecuencia de la ampliación de la línea dos del tranvía. Ese trazado de la línea dos finaliza en un punto donde se iban a construir, entre otras infraestructuras, la de la sede de la Consejería de Educación proyecto que se sustituyó por el desplazamiento a unas instalaciones privadas por las que se paga un alto alquiler en la calle Buenos Aires de Santa Cruz de Tenerife.

En realidad el nuevo trazado del tranvía no se proyecta porque hubiera una demanda vecinal, todo lo contrario. El rechazo vecinal se ha puesto de manifiesto con varias movilizaciones. A pesar de que hay otras necesidades sociales (guarderías públicas, centros de día para mayores, instalaciones deportivas, actividades culturales,…) la ampliación de la línea dos del tranvía y otras grandes infraestructuras de la isla de dudosa utilidad social se han convertido en la prioridad en estos momentos para Alonso y CC en el Cabildo de Tenerife. La razón habría que buscarla quizás en el hecho de que Metropolitano es una empresa que cuenta con capital trasnacional y las guaguas son totalmente públicas. Lo público se hace subsidiario de lo privado en muchos casos desde políticas de corte neoliberal. Esto es un ejemplo de ello.

Casi 37 millones de euros cuesta la ampliación de esta línea de tranvía. Recientemente han salido a la palestra la adquisición por parte del Cabildo de 18 minibuses con un coste de 4.6 millones similares a los que se encuentran en funcionamiento en la zona o el anuncio de que se invierte 7,3 millones en la adquisición de 37 guaguas nuevas. No es casualidad que la consigna más gritada en las manifestaciones en defensa de la avenida de Los Majuelos sea la de “Guaguas si, tranvía no”, Así lo ha defendido también Podemos medio de su grupo en el Cabildo de Tenerife.

La Asociación Canaria de Afectados por el Tranvía, el colectivo de empresarios y comerciantes Alagapyme y varias asociaciones vecinales han convocado varias movilizaciones en contra de la ampliación de más de 2km de la línea 2 del tranvía. También se ha sumado a las protestas desde un primer momento el comité de empresa de Titsa, que ha solicitado más guaguas para ofrecer un servicio público digno y de calidad, y más inversión en el norte y sur de Tenerife, en vez de desarrollar la ampliación del tranvía. 

El diputado en el Parlamento del Estado, Alberto Rodríguez, ha estado presente en las manifestaciones realizadas por vecinos y comerciantes, señalando que “el proyecto del tranvía acabará con los comercios de Los Majuelos”, ha mostrado su apoyo a todos los colectivos afectados por este proyecto del Cabildo tinerfeño denunciando “que se ha hecho sin contar con los vecinos del barrio” y “por eso, nos sumamos a la petición que realizan de más participación y democracia en los asuntos que les afectan porque democracia no sólo es votar cada cuatro años”.

La avenida de Los Majuelos en el área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife es desde hace algo más de 15 años el eje de la vida socioeconómica de esta zona de la capital tinerfeña. Vecinos y comerciantes de los barrios de La Gallega y El Sobradillo se oponen al trazado del tranvía, exigen que se escuche sus demandas y replantee el proyecto conforme a las peticiones de los vecinos y al interés general de la gente de esta isla. Hay otras demandas sociales en Tenerife que si son una prioridad y no son atendidas. Hacia ahí deben volcarse las iniciativas políticas y los presupuestos de las administraciones públicas. Somos muchas las personas que decimos que el proyectado tranvía por la Avenida de Los Majuelos ni es una prioridad ni es una demanda social.

Manuel de la Rosa Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×