Feliz “Día de Canarias”

Feliz día de Canarias.  

Feliz día de la pobreza crónica,

de la precariedad agónica,

de la desigualdad afónica,

y la educación irónica.

 

Feliz día de Canarias,

feliz día de la tierra de esclavos,

que jamás fue emancipada.

Consciencia colectiva dormida,

atrapada por el conformismo,

educada para vivir en ella,

educada para amar a la cadena,

y a quien la sujeta.

 

Consciencia colectiva dormida,

atrapada por las ansias de supervivencia,

doblegando a un pueblo

como se ha hecho siempre a lo largo de la historia,

haciéndolo vivir en la miseria.

 

Consciencia colectiva preparada,

para adorar al extranjero que viene a esta tierra a aprovecharla,

para ser no más que su mano de obra barata.

Él llevarse toda la plata,

y tú tener que chupar la grasa,

de unas sardinas en lata.

 

Feliz día de Canarias,

feliz día de la tierra cuya historia jamás fue aceptada,

y la versión de los poderosos fue implantada.

Feliz de la tierra cuyo origen jamás fue aceptado,

pero que sus costumbres aún laten,

y la sangre de nuestros ancestros siguen por nuestras venas,

de los que fueron derrotados,

de los que fueron esclavizados,

de los que fueron alienados.

 

Estos versos tendrían la longitud para hablar de las mil cicatrices

que tiene el pueblo de Canarias,

de narrar una gran historia

acerca de las fechorías de canallas,

y de la pasividad a nivel de las caballas,

pero en este día, no quiero más extenderme, y dejar la pregunta clara

¿feliz día de Canarias?

   

Alberto Candelario

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×