Fuerteventura: Los inmigrantes internos en El Matorral denuncian su situación y piden su traslado a España

Los inmigrantes denuncian estar sufriendo pésimas condiciones de vida en El Matorral: “La comida no es buena y mucho menos los dormitorios. Nos tratan como presos”

Pedimos al Gobierno español que nos ayude o por lo menos nos permita reunirnos con nuestras familias en España”

La indiferencia en relación al problema de la inmigración del Gobierno de coalición —el pretendido gobierno más progresista de la historia de España, conformado por el PSOE y Unidas Podemos— llena de estupor y desconcierto a los sectores más progresistas de la sociedad canaria.  

Estuvimos en Las Palmas cuatro meses, con apenas acceso a asesoramiento legal y sin información sobre nuestro futuro inmediato”, cuentan los inmigrantes retenidos en Fuerteventura. “Con dos días de margen nos avisaron y nos transportaron aquí, a Fuerteventura, al campamento de El Matorral, de donde no sabemos cuándo vamos a salir ni cómo”.

Insisten, como el resto de inmigrantes llegados en cayucos y pateras, que su objetivo no es quedarse en las Islas Canarias: “Tenemos familias en la Península, venimos buscando un futuro digno para nosotros y para ellas. Pedimos al Gobierno español que nos ayude o por lo menos nos permita reunirnos con nuestras familias en España”. Los inmigrantes insisten en su situación: “Estamos hartos de que nos traten así”.

La desesperación hace mella en el ánimo de unas personas que ya están al límite de sus fuerzas después de un terrible viaje en el que se han jugado la vida; muchos inmigrantes, unos 2000 según algunas fuentes, han muerto en la travesía hacia las Islas.

Aeropuertos cerrados para los inmigrantes

Los aeropuertos canarios permanecen cerrados para los inmigrantes, y las pocas solicitudes de asilo que se han podido gestionar tardan hasta ocho meses en ser resueltas por la administración. Los inmigrantes denuncian la indefensión en la que se encuentran y que no han recibido asistencia jurídica para tramitar las solicitudes de asilo. En esta cuestión son contundentes y denuncian: “Tomaron nuestras declaraciones escritas y nos engañaron”. 

Que se nos trate como personas”

Queremos que se nos trate como personas. Queremos que el Gobierno reaccione lo más rápido posible para poder reunirnos con nuestros familiares”. Insisten los inmigrantes, desesperados. Aunque también envían un mensaje al presidente de la República de Senegal, Macky Sall: “Los hijos de tu pueblo están viviendo en condiciones difíciles en las Islas Canarias, algunos llevamos ya casi ocho meses detenidos aquí sin ninguna respuesta, nuestro Estado no ha movido un dedo por nosotros, ni siquiera nuestros consulados, ni siquiera una autoridad. No vinimos aquí para ser encarcelados, sino para ganarnos el pan. Muchos de los migrantes padecen enfermedades atroces, están estresados en esta ratonera de la que no saben cuándo ni cómo van a salir”.

Varados en ninguna parte

El dolor de saber que el tiempo pasa y que no encuentran respuestas destruye el ánimo de los inmigrantes varados en las Islas: “Dejamos a nuestros padres, nuestras esposas, nuestros hijos para venir aquí a buscar una vida para nosotros y para nuestras familias. Necesitamos que el Estado de Senegal coopere con el Estado español para darnos pases para salir de Canarias (laissez-passé), ya que muchos no tenemos pasaportes”.

Una prisión atlántico-africana

Desde febrero el Gobierno español ha trasladado a los inmigrantes a diferentes islas, pero se niega a facilitar su llegada a España. Los inmigrantes son alojados en campamentos improvisados en las peores zonas y condiciones. Precisamente, estas condiciones de vida de los campamentos, ampliamente denunciadas por los inmigrantes y los activistas canarios que les prestan apoyo, vienen ocupando los titulares de la prensa canaria y de la española a lo largo de las últimas semanas.

La realidad es que los inmigrantes han quedado varados en ninguna parte, varados frente al abismo moral de no saber qué pasará mañana. La indiferencia en relación al problema de la inmigración del Gobierno de coalición —el pretendido gobierno más progresista de la historia de España, conformado por el PSOE y Unidas Podemos— llena de estupor y desconcierto a los sectores más progresistas de la sociedad canaria.   

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×