Intersindical Canaria denuncia que la irresponsabilidad del Gobierno propicia la transmisión comunitaria de COVID-19

El sindicato critica que la laxitud de las medidas de control frente a la pandemia y la reducción de la cuarentena a siete días agravarán la situación sanitaria y socioeconómica en Canarias

La Federación de Salud de Intersindical Canarias critica la irresponsabilidad del Gobierno con la connivencia de la judicatura por fomentar la transmisión comunitaria de la COVID-19 con la aprobación de medidas laxas en estas fechas, como la negativa al toque de queda y la reducción de los días de cuarentena de personas positivas.

En este sentido, desde el sindicato se recalca que reducir la cuarentena a siete días en personas positivas con COVID-19 y la no realización de una prueba de infección activa negativa que confirme que no es contagiosa, supondrá la multiplicación de contagios y brotes epidémicos en diversos ámbitos.

Una situación que se considera “intolerable” en un contexto donde son visibles y notorios “la falta de recursos en salud pública y servicios sanitarios peligrosísimamente colapsados, en todos los niveles incluyendo la Atención Primaria, los Servicios de Urgencias, con alta ocupación de camas de hospitalización y camas UCI”.

Desde la Federación de Salud de Intersindical Canaria se recuerda que esta situación, junto con la nula capacidad de acción de los responsables políticos, que han dejado las decisiones en manos del TSJC, “en su afán de salvar a toda costa una economía de pan para hoy y hambre para mañana”, favorece la expansión de una patología con “posible resultado de muerte que, con los conocimientos actuales, podrían ser evitables en un alto porcentaje”.

Esta circunstancia agrava, además, la atención sanitaria general que debe recibir la población canaria, que está siendo postergada o retrasada ante el avance de la sexta ola y que, actualmente, afecta a consultas de primaria, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas. En este sentido, también afectan a las más graves, debido a la “incapacidad del Servicio Canario de Salud para dar respuesta a pesar de la extenuante situación que llevan viviendo los trabajadores durante casi dos años”.

No se entiende que los Ejecutivos canario y del Estado español y los tribunales de justicia, estén más preocupados por “mantener una alta ocupación turística, los eventos de ocio y deportivos, minimizar las restricciones y dar un mensaje a la población de que aquí no pasa nada” que por la salud y la vida de los ciudadanos.

En este sentido, desde el sindicato se advierte de que “el rastreo de casos y las cuarentenas son un auténtico coladero de transmisión, y que el número de contagios también crece entre el personal sanitario, lo que resulta dificultoso para sustituirlo y mantener la asistencia que necesita la población”.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×