Larbi Mejjaoui. Artista amazigh en Canarias

Puede que a pocos nos suene dónde está Agadir. Allí la lengua se confunde con un tamazigh incomprensible o un árabe más al revés aún. Sin embargo, nunca se ha visto un paisaje más de parecido al canario que en las palmeras o aulagas que forman la textura del manto vegetal de sus montañas y la arena y el clima de sus playas. Pareciera que estuviéramos aquí ¿De dónde viene esta lejanía, siendo lo más próximo?

Salvando esas distancias, este último mes Tenerife y Las Palmas ha tenido un público emocionado que ha escuchado las melodías salvajes y punteadas del artista de Agadir Larbi Mejjaoui. Embajador de la cultura amazigh, ha ofrecido anteriores conciertos en India, Italia, Francia o Granada.

Ahora su voz e instrumentos han sonado en el teatro Unión Tejina y en el Equipo Para, donde fue acompañado por tres músicos tinerfeños, por Ycoden Daute Radio y por El Patio de las Culturas.

Cubierta su cabeza con un largo turbante que apenas sabríamos cómo enrollar, y de una túnica turquesa que nos recuerda a los mismísimos reyes magos, nos estaba deleitando con instrumentos étnicos que evocaban la cultura que compartieron los antiguos pobladores de Canarias.

La cultura amazigh es la gran desconocida en Canarias, así como su exótico alfabeto. Sin embargo, a unos kilómetros, en las costas del continente, la gente utiliza esa lengua para comunicarse coloquialmente. Es en esa lengua en la que Larbi ha expresado en Tenerife y Gran Canaria en estos dos últimos meses sus composiciones de amor y paz, acompañado de los instrumentos étnicos rabab, guembri, lotar y banjo.

Canciones como “Assay” (demasiado), “Toga” (testimonio), “Azemzad” (época), “wlizrinin” (seres del pasado), “Agnaou” (bárbaro), “Astara”. La palabra tamazigh “Astara” expresa algo que no tiene vocablo en castellano. Significa dar una vuelta para explorar.

Esta lengua riquísima de más de 7000 años se habla en todo el norte del África suprasahariano y sahariano. Y nos surgen preguntas cuando nos acercamos a ella. Por ejemplo, la palabra “toga”, la vestimenta judicial ¿proviene del latín, o era más antigua? Como vimos en la canción de Larbi, es usada coloquialmente en tamazigh para expresar “testimonio”. Algunos jueces ya han convertido el tamazigh en lengua oficial.

 

 

Elena Martín Fierro

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×