José Miguel Molowny será homenajeado en el XV Mitin Santa Cruz de Tenerife

El XV Mitin de Atletismo Santa Cruz de Tenerife será motivo este año de homenaje al histórico atleta José Miguel Molowny. El evento será internacional esta temporada y así consta ya en el calendario oficial de la RFEA.  Tendrá doble jornada, en abril y octubre. La primera de ellas llevará el nombre de José Miguel Molowny, como ha anunciado el equipo organizador desde 2008, el Club Corredores Tenerife Santa Cruz. La segunda jornada será homenaje a un reconocido fondista vinculado al club organizador desde hace más de tres décadas.

Molowny, nacido en 1944, se inició en el club Aguere Atlético Amateur en el estadio de La Manzanilla en 1958 y entrenó con corredores como José María Mendoza, Fernando Ahmed, Yusi Ahmed, Epifanio, Chanito, Miguel Baez, Florencio Ávila, Canarito; los lanzadores Miguel Feria, Alberto Alonso, Diego Álvarez, y algún saltador como José Aurelio Díaz, Carmelo y bastantes más. Desde joven mostró talento para los saltos y despuntó al siguiente año en el Festival de San Ildefonso en el Estadio. Fue entrenando con Juan Ruano cuando pasó del rodillo interior al rodillo ventral, y mejoró notablemente con un salto de 1,60 m.

Entre otras cosas Molowny fue uno de los que en 1960 portó la antorcha olímpica con el Colegio San Ildefonso desde el pico del Teide en relevos hasta el Estadio, con motivo de las Bodas de Oro del Colegio.  Entonces, el pebetero lo encendió Fernando Ahmed. Todo ello le motivó para seguir participando en pruebas de mayor nivel. Fue mucho después cuando realizó otro relevo de la antorcha olímpica, la de Barcelona 92, en su paso por Tenerife.

Evidentemente eran tiempos de pistas de tierra y condiciones muy diferentes a las actuales. Fue campeón escolar en saltos de altura y pértiga en 1960 con marcas de 1,65 y 2,75 metros, luego fue campeón de las Islas y batió el récord de Canarias juvenil en altura y pértiga en 1961 en Martín Freire de Gran Canaria con 1,70 y 2,90 usando una pértiga de “bambú”, las que había antes de las rígidas de metal que también probó.  En ese campeonato fue segundo en 100 metros con 11”4 y primero con el relevo del Aguere de 4×100. En 1962 ganó la altura en el Festival Hepérides ya con 1,70. Santa Cruz no tenía pista y las competiciones pasaron a realizarse más en La Laguna que en el Estadio. Así que vivió con intensidad el atletismo lagunero del momento y grandes momentos en La Manzanilla, por donde han pasado miles de atletas desde los años cuarenta.

En 1962 marchó a Barcelona a estudiar Arquitectura y tuvo la oportunidad de seguir practicando atletismo. El dirigente Miguel Feria logró que fuera aceptado como externo la Blume con el entrenador nacional Julio Bravo. Allí tuvo de compañero a Luis Garriga que fue el primer español que saltó los dos metros en salto de altura. Molowny siguió mejorando y logró saltar 1,78, a la postre su mejor registro personal. Pero sobre todo culminó sus estudios de arquitectura entre la ciudad condal y Madrid.

Tras dejar el atletismo y otros deportes como fútbol y rugby, realizó su profesión de arquitecto y como gestor deportivo fue consejero del Cabildo de Tenerife en 1979 con la primera corporación democrática en Deportes y Medio Ambiente hasta el final de la legislatura, en 1981. Para el deporte tinerfeño esa etapa fue recordada por la creación de instalaciones deportivas en los municipios. Pero para el atletismo concretamente fue especial por la obtención del acuerdo con el Consejo Superior de Deportes para poner pavimento sintético en el Estadio de la Manzanilla, que se realizó poco después y fue el primero de Tenerife. Ya había tartán en el Martín Freire de Gran Canaria y los atletas tinerfeños demandaban airadamente una mejora en su instalación estrella. El tartán en la manzanilla se inauguró en 1986 lo que dio alas a este deporte en Tenerife.

José Miguel Molowny se dedicó profesionalmente a la arquitectura y continúa con su afición a la escultura. Pertenece a una saga continua de buenos deportistas anteriores y posteriores a él en fútbol, atletismo, gimnasia rítmica, natación y otras disciplinas. Como jubilado sigue vinculado al senderismo y ha sido aficionado de siempre al atletismo, con lo que es corriente verlo por las gradas sobre todo del CIAT cada vez que hay una competición relevante.

La junta directiva del CCT Santa Cruz determinó el pasado mes de diciembre proponerle llevar su nombre como apellido del encuentro de 2023 y sea denominado XV Mitin Santa Cruz de Tenerife Festival José Miguel Molowny.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×