La Palma se suma a las Marchas de la Dignidad con una manifestación el sábado 27 de mayo

La manifestación, convocada por movimientos sociales, sindicatos, partidos políticos y plataformas ciudadanas partirá el sábado 27 de mayo, a las 12 del mediodía, de la Plaza de la Alameda de Santa Cruz de La Palma.

Se trata de la cuarta marcha que se organiza en la isla coincidiendo con las Marchas de la Dignidad que llegan a Madrid el próximo sábado.

Para los convocantes “en Canarias hay más motivos que en ningún otro lugar para echarnos a la calle.”

Movimientos sociales, sindicatos, partidos políticos y plataformas ciudadanas convocan una manifestación el próximo sábado 27 de mayo, a partir de las 12 del mediodía, que partirá de la Plaza de la Alameda de Santa Cruz de La Palma, el día que llegan a Madrid de las “Marchas de la Dignidad”.

Nos encontramos ante una situación extremadamente difícil, de emergencia social, que nos convoca a dar una respuesta colectiva y masiva de la clase trabajadora, la ciudadanía y los pueblos, como perspectiva para todas y todos aquellos que están luchando y que sufren las contradicciones de este sistema que solo genera paro, precariedad, pobreza y violencia.

Como consecuencia de la situación que el Gobierno del Partido Popular con sus recortes en sanidad, educación, salarios, contratación precaria y las consecuencias colaterales que esto acarreó, desde el año 2014, las personas de este país, se echaron a la calle para decir que no podían más en las conocidas como “Marchas de la Dignidad”. En La Palma, al igual que en el resto de España, desde entonces, hemos salido tres veces a la calle coincidiendo con la llegada de las marchas a Madrid y este año no iba a ser menos, puesto que la situación ha empeorado.

Con la situación actual de crecimiento económico que tanto el gobierno Central y sus medios afines nos cuentan sin descanso para que nos lo creamos, vemos con temor, que en la ciudadanía, (personas trabajadoras, desempleadas, con empleos precarios, pensionistas, estudiantes, enfermos, etc.) esto no se traduce en remediar su situación, al contrario, las precariza más aún, con privatizaciones y vendiendo lo que es patrimonio del pueblo. Sin embargo observamos con estupor, como dentro del propio Partido Popular que nos gobierna, la corrupción aumenta, como sus cuentas corrientes en paraísos fiscales.

En Canarias tenemos quizás más motivos que nadie para echarnos a la calle. Tras décadas de gobiernos de Coalición Canaria, caracterizados por políticas caciquiles y clientelares, que han contribuido a enriquecer a una élite económica corrupta, vivimos en la Comunidad

Autónoma que sufre el mayor impacto de la crisis en todo el Estado. A pesar de que llevamos ocho años seguidos acumulando records en la llegada de turistas (más de 15 millones de visitantes anuales), el desempleo es del 25 por ciento de la población activa –seis puntos más que la media del Estado–, y sube hasta el 27% en las mujeres y el 52% en los menores de 25 años. Ya el 12% de los hogares canarios tiene en paro a todos los miembros de la familia en edad de trabajar y ocupamos el segundo puesto del Estado en porcentaje de parados de larga duración.

La tercera parte de los trabajadores canarios tiene contratos temporales, a media jornada trabajando jornadas de más de diez horas, frente a la cuarta parte de la media del resto de trabajadores españoles, y en las mujeres canarias el 40% carece de empleo fijo. Ganamos casi un 20% menos a la hora que la media de los trabajadores del resto del Estado, y las mujeres un 15% menos que los hombres. Esto explica también que un tercio de los hogares Canarios esté bajo el umbral de la pobreza y en riesgo de exclusión social, un 7% más que la media del Estado.

Para reducir aún más el espacio público y aumentar todavía más los beneficios del sector privado, el Gobierno de Fernando Clavijo ha decidido también vender nuestra tierra, mediante una nueva Ley del Suelo que permitirá la instalación rápida de negocios y urbanizaciones en cualquier sitio, especialmente en nuestro suelo rústico, a través de proyectos y procedimientos excepcionales y discrecionales, al margen y por encima de cualquier planeamiento.

Después de la burbuja inmobiliaria de los años 90 y 2000, esta Ley del Suelo y la recientemente aprobada Ley Turística de las Islas Verdes organizan el saqueo sistemático por intereses privados de un territorio particularmente valioso, soporte de una biodiversidad única en todo el planeta y base de nuestra principal actividad económica y de nuestra propia identidad. Pretenden devastar nuestro patrimonio, un territorio y un paisaje que no sólo ha sido de nuestros antepasados y es ahora nuestro, sino que pertenece también a las futuras generaciones.

Ante esta situación, hacemos un llamamiento a todas las personas que se sientan ofendidas por la actitud de nuestros gobernantes a salir a la calle este sábado, 27 de mayo a partir de las 12 horas, en la Plaza de la Alameda para continuar en manifestación, y posterior concentración en la Plaza de España en Santa Cruz de La Palma.

La “Marcha de la Dignidad” en La Palma está convocada por las siguientes organizaciones: Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui, Confederación General del Trabajo (CGT), Comisiones Obreras (CCOO), Izquierda Unida Canaria (IUC), La Centinela-Ben Magec Ecologistas en Acción, Nueva Canarias (NC), Plataforma Ciudadana por el Agua Pública de Los Llanos de Aridane, Plataforma de Desempleados y Desempleadas de La Palma, Plataforma La Palma Por Un Territorio Sostenible, Plataforma Por un Nuevo Modelo Energético, Plataforma para la Prevención de Incendios Fran Santana, Partido Comunista del Pueblo Canario (PCPC), Podemos, Sí Se Puede, Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×