Míchel Jorge Millares y los bulos sobre Chira-Soria

Sin referirse a mí directamente, el periodista Míchel Jorge Millares, cargo de confianza de Antonio Morales en el departamento de prensa del Cabildo, ha tildado de bulo una publicación mía de finales de diciembre, sobre las posibles afecciones que la salmuera de Chira-Soria podría tener en los sebadales del espacio natural protegido ZEC Franja Marina de Mogán. 

Míchel Jorge Millares me bloqueó en su momento de sus redes sociales, por «preservar su salud mental» ante las supuestas «barbaridades y bulos» que, según él, yo me dedicaba a verter sobre el proyecto Chira-Soria. Con estas mismas palabras me lo explicó antes de darme el guillotinazo virtual definitivo. Curiosamente, otro alto cargo, de confianza también, de Antonio Morales, resolvió actuar conmigo de la misma manera y así verbalizó con idénticas palabras el sintagma: «por preservar mi salud mental (entiéndase, la salud de él, no la mía)». 

Nunca he entrado en consideraciones personales con esta persona, y voy a seguir manteniendo esta forma de proceder. Los argumentos ad hóminem, o sea, no rebatir el argumento en sí, sino la intención que supuestamente tiene la persona que lo expone muestran debilidad argumentativa y dialéctica. Es decir, yo digo que lo que tú dices es un bulo y sutilmente te desprestigio. No. Yo voy a rebatir el argumento. Claramente, me desagrada tener que escribir este texto, pero por motivos obvios me veo obligado a ello. Insisto. No hay nada personal. Mi intención es solo demostrar que mi publicación no está infundada, que no es un bulo y que lo que requiero es información científica y veraz, y no propaganda.

Vayamos por partes:

  1. En su publicación, el citado periodista afirma que es un bulo que existan sebadales en la zona. Como podrán comprobar en la lámina adjunta sobre la ZEC Franja Marina Mogán, entre los valores presentes en esta importantísima reserva se encuentran sebadales o praderas de fanerógamas marinas.
  2. El periodista afirma que los sebadales se encuentran en Gugüí y en Playa del Inglés, cuando sabemos que quedan contadas extensiones (muy dañadas, eso sí), entre el Puerto de Arguineguín y Anfi del Mar. Por tanto, no es cierta la afirmación del periodista, aunque no voy a ser yo quien diga que lo que ha dicho es un bulo. Además, tal y como ocurre en otras islas, las corrientes marinas circulares propagan los vertidos de aguas residuales y de salmuera a escasos cientos de metros alrededor de los respectivos litorales insulares.  
  3. Es cierto que la lámina que aparece en mi publicación se corresponde con el ámbito de la Reserva de la Biosfera, pero como en el mapa de la Reserva aparecen marcados los espacios naturales de Doramas, Pajonales, Inagua y Tamadaba (que cito en mi publicación) y dado que en su parte litoral la Reserva se solapa exactamente con la ZEC Franja Litoral de Mogán, perteneciente a la Red Natura 2000, decidí por motivos de claridad expositiva incluir esta lámina en lugar de una específica sobre la ZEC. El motivo es que la ZEC Franja Marina de Mogan, siendo el mayor espacio natural protegido existente en Gran Canaria, con una superficie de unas 30.000 Hectáreas, no parece llamar la atención de la opinión pública, posiblemente por encontrarse bajo el mar. Por eso, doy el dato de extensión acumulada de los espacios naturales anteriormente mencionados (unas 20.000 Ha.), con el fin de visibilizar que entre todos ellos no llegan a superar ni de lejos a la ZEC Franja Marina Mogán.

  1. Los sebadales se pueden recuperar. Máxime cuando se sabe que pueden tener un poder de captación de CO2 hasta tres veces superior al de los bosques. Sin embargo, no existe en la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto Chira-Soria una estimación ni informe riguroso sobre cuántas toneladas de CO2 son capaces de captar los sebadales de Gran Canaria. Habida cuenta de ello, me parece totalmente relevante plantear esta cuestión en mi publicación. Si Chira Soria se construye para reducir las emisiones de CO2 y al mismo tiempo sabemos que la estación desaladora de la central verterá 3.000 y pico kilos de salmuera diaria en la ZEC Franja Litoral de Mogán, a quien escribe le resulta paradójico, incongruente y contra natura (nunca mejor dicho), que sea precisamente en una ZEC con presencia de sebadales donde se pretenda evacuar la mortífera salmuera.
  2. Aun así, el periodista parece querer decir que como ya hay más desaladoras en la zona, por poner una más no pasa nada. Si hemos dicho que los sebadales se pueden recuperar, la adición de una desaladora más en la zona no parece que vaya a contribuir a la regeneración de los mismos. Las desaladoras de la zona, por cierto, son pequeñas en relación a la de Chira Soria. Un ejemplo, la de Playa de Mogán desala 1500 m3 diarios. La de Chira-Soria 7.800 m3 diarios.
  3. Por tanto, ¿cuántas toneladas de CO2 podrían capturar los sebadales actuales y cuántas toneladas podrían capturar estos una vez regenerados? Porque recordemos que nos encontramos en una Zona de Especial Conservación reconocida por la UE por sus altísimos valores biológicos y naturales (RED NATURA 2000). Por tanto, no parece lo más inteligente seguir vertiendo aún más toneladas de salmuera en la misma. En concreto, la desaladora de Chira-Soria se prevé que verterá 3 toneladas diarias en la ZEC. Esto, al periodista le parece peccata minuta. A mí no me lo parece. Y que no me lo parezca no quiere decir que mi afirmación sea un bulo.
  4. Para concluir, opino que antes de decidir llevar a cabo un proyecto de tantísimo impacto como sería la central hidroeléctrica Chira-Soria, habría que explicar muy detalladamente a la ciudadanía los pros y los contras. En plena era de la información ya no vale vender un proyecto público como si de un perfume se tratara. 

Si vamos a sacrificar nuestros espacios naturales parcial o integralmente, es responsabilidad de nuestros representantes ser transparentes y explicar rigurosamente cada una de las afecciones y alternativas. ¿Acaso se nos ha explicado cuántas toneladas de CO2 capturan diariamente nuestros sebadales? ¿El volumen de estas capturas es inferior o superior al que promete el proyecto experimental de Chira-Soria? No lo sabemos.¿La afección a los sebadales por parte de la salmuera, y la propia salmuera, que efecto tendrá en las colonias de tortugas bobas y delfines mulares, además de otras especies que recalan en la ZEC y que están reconocidas como especies en peligro de extinción por parte de Red Natura 2000? 

Números y datos, queremos números, datos y estudios científicos contrastados y menos propaganda. Si a eso, algunos lo quieren llamar bulo, mal vamos. Porque en democracia no se avanza sin debate. Y tachar de bulo una publicación honesta, por muchos matices que se quiera hacer, para seguir impulsando un proyecto polémico y promocionado con grandes sumas de dinero público es antidemocrático y mezquino.

Si alguien te bloquea, considero poco ético referirse a una publicación del bloqueado (en este caso la mía) que te ha hecho llegar otra persona, ya que no le deja a la persona la posibilidad de contestar. Por eso, que esta nueva publicación sirva como mi contestación en diferido al periodista Jorge Millares.

Eduardo Martin Almeida

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×