Para Coalición Canaria y Nueva Canarias el futuro está en la dependencia y las subvenciones

En una reciente entrevista concedida a El País (de España), Ana Oramas confesó claramente el ideario político dependentista, servil y colonial que alimenta a Coalición Canaria y sus socios ReUniDos de la Nueva Canarias de Román Rodríguez. Oramas no solo afirmó que eran “nacionalistas y constitucionalistas”, sino que aprovechó para rechazar el independentismo y señalar su profundo ideario colonial-dependentista, puesto que, según ella, necesitamos “las políticas compensatorias” de España y de Europa. Pero ¿qué son dichas “políticas compensatorias”? Pues nada más y nada menos que las famosas subvenciones, que algunos han definido como la histórica mamandurria de la oligarquía caciquil canaria; la mamandurria de los que siempre han ganado con la importación de productos de primera necesidad (los que siempre han ganado con el hambre de la gente), los que han ganado controlando los transportes, los servicios  y una parte importante del negocio turístico. La mamandurria de los que ganan gestionando la miseria y la pobreza en Canarias.

Detrás de las subvenciones está el beneficio para unos pocos y esa maldita psicología de la dependencia que tanto daño nos hace a los canarios y canarias.

Las subvenciones no benefician a las grandes mayorías que conforman la sociedad canaria, muy por el contrario, nos dan la pista de los grandes problemas que sufrimos en este archipiélago. Detrás de las subvenciones está el beneficio para unos pocos y esa maldita psicología de la dependencia que tanto daño nos hace a los canarios y canarias.

Una Canarias con corazón

No nos queda otro camino que soltar amarras con una cultura política que no es capaz de superar ese dependentismo material y espiritual que nos deja postrados e inermes. Debemos superar las indolencias que nos han inculcado a lo largo de tantos años y, como ya señalamos en nuestra última Editorial: “Necesitamos elevar el sentido de la palabra soberanía y colocarla en el centro de la movilización social”.

La única alternativa es apostar por los que de verdad creen en una “Canarias con corazón”, apostar por los que de verdad quieren construir un país, una Canarias auténtica y soberana.

La clave de futuro para Canarias está en la soberanía, en romper con las dependencias, en abrir camino a nuestra gente en esta tierra… y eso nunca lo conseguiremos con los que trafican con Canarias en Madrid. La única alternativa es apostar por los que de verdad creen en una “Canarias con corazón”, apostar por los que de verdad quieren construir un país, una Canarias auténtica y soberana.

El próximo 10 N nosotros estaremos con los que no se venden; estaremos con la dignidad, con el amor, la lucha, el valor y la voluntad. El 10 N, estaremos con las mujeres y hombres soberanistas. EL 10 N, estaremos con los que no venden sus sueños ni su tierra. El 10N, estamos con AHORA CANARIAS. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×