Por una Canarias soberana, en libertad…

Dadas las circunstancias políticas actuales y dado mi independentismo férreo, tengo algo muy importante que decir.

Decepción es lo que siento, porque la Unidad Popular, esa en la que creo a nivel estatal, esa que es la “vox populi”, esa Unidad Popular en Común, donde mi pueblo me eligió en unas primarias,  en las elecciones del 20D, esta vez mi candidatura no será posible para el 26J. Decepción porque aún hay que caminar más para que nuestra voz, la voz de los pueblos del mundo,  tenga representantes en los gobiernos. No es un sueño dorado, ni tan siquiera es utópico, el pensamiento coherente de que el pueblo llano pueda llegar a tener su voz propia en el Congreso. Ahora, en las preelecciones, decepcionada y todo, trabajo para que caiga un tripartito repetitivo y malsano llamado PP-PSOE-CC, por supuesto que sí.

Mi andar político es por una Canarias en libertad y soberana. Si persisto en la idea de UNIDAD es porque solas, mis Islas, solas no vamos a poder salir de la miseria colonial. Habrá que inmiscuirse en las políticas estatales para poder reivindicar nuestros derechos mínimos. La lógica y la coherencia son necesarias ahora. El independentismo cerrado no sirve de nada, en absoluto, salvo para alargar en el tiempo las necesidades primarias de nuestra gente. Es necesario crear un bloque fuerte a nivel estatal, FORTALECIDO Y FORMADO POR EL PUEBLO, POR LA GENTE QUE REALMENTE ESTÁ EN PRECARIEDAD.

Desgraciadamente, cuando hablamos de descolonización e independentismo,  se nos llena la boca, creyendo que es lo mejor… Pero lo mejor para quién, me pregunto. La independencia primera proviene de la persona, del ser, del individualismo que tenga un pueblo para abastecerse a sí mismo, unos con otros, en cooperativismo. Y aquí,  “indepes” de mi alma,  aquí sólo sabemos esperar el barco que nos trae las cosas, en el muelle de turno. ¿Somos realistas o seguimos soñando? Como quieran. Las penurias y necesidades básicas insatisfechas,  esas las pasamos nosotras, las islas, las familias enteras viviendo gracias a la pensión de los abuelos,  gracias a…

Pero así están los pueblos, no sólo Canarias, donde la solución pasa por la descolonización, sí,  pero descolonización mental, señoras y señores. La independencia la consigue la gente que es independiente, no el independentista de lengua. De verborrea anticuada, desfasada y desacorde con los tiempos que corren (a nivel mundial, no lo olvidemos) se podrían llenar Facebooks enteros, como los hay. Diría que esa persona “indepe” no vive un drama de precariedad absoluta. Es muy probable que desde los 429 € se pueda pedir la independencia. Quien no tiene ni esos euros míseros,  muy probablemente,  no pide más que un trabajo, una prestación o lo que sea. Y quiere escuchar y creer que las elecciones traerán un gobierno diferente, pero no quedándose en casa, sin ir a votar, claro está.

He aquí el “kik” de la cuestión. Además de gritar independencia desde casa, desde el móvil,  en el face, encima, piden la abstención.  Increíble,  señoras y señores, de verdad. Me parece, entonces, que tenemos lo que nos merecemos. La unidad es la única forma. “Todas a una, Fuenteovejuna”, frase famosa como pertinente para este momento tan delicado de la historia… Sí,  independentistas queridos, va por nosotros. Aunque mis propios compañeros hayan dudado de mi forma política. Me da igual que piensen de mí lo que quieran pero piensen, por favor, mediten esta propuesta que les voy a hacer a continuación,  no la nieguen ni se cierren a ella, tan sólo valorarla, eso es lo que les pido.

El argumento de que “votando legitimamos nuestra condición colonial, la abstención es la solución” es, sin duda alguna, una argumentación colonialista. ¿Por qué razón? La aculturación es una de ellas. Estamos españolizadas hasta en la forma de pensar. El voto es la máxima expresión pacífica que tienen los pueblos para manifestar su opinión y, a las Canarias, cómo iba a ser si no, nos llenan la cabeza de bichos, para perpetuar el PP, PSOE y CC, que son los caciques mayores de nuestras tierras y gentes.

Y sigo siendo sincera, porque odio que mientan a mi pueblo inculto (por mandato de la metrópoli para ser dominado con total libertad y esclavizarlo con su consentimiento ignorante). Quienes se dicen “indepes” y piden la abstención son pagados por un “granhermano” invisible llamado “negocio, o multinacional, o capitalismo”, como ustedes quieran. Queda demostrado que el abstencionismo es favorable a la metrópoli y que quienes lo promulgan son anti-canarios, por todo lo dicho anteriormente.

Concluyo pidiendo a mi pueblo que vaya a votar, que no se abstenga… Salvo con una guerra de fuego – cosa inalcanzable para el pueblo llano e ilógico para su concepto filosófico -, la libertad nunca será posible con derramamiento de más sangre…

¡La libertad se exige en las urnas!

 

Lulú Hidalgo

2 comentarios sobre “Por una Canarias soberana, en libertad…

  • el 23 mayo, 2016 a las 11:22 pm
    Permalink

    Vamos a ver ,Lulú,independentista férrea,qué dices?Qué fue,se te escapó el baifo,o qué?Cómo que solos no podemos,con quién entonces, con Podemos?Pero si no se mojan .No han hecho ni una declaración reconociendo ,no ya la aberración colonial española en Canarias,sino ni siquiera el derecho a la autodeterminación de nuestro pais…Nosotros le hacemos campaña, pa qué?A cambio de qué?O están contra el colonialismo español ,y lo expresan abiertamente,o miran pa otro lado ,muy típico de los que quieren lapas sin mojarse…No ,amiga ,ya sabemos a qué juegan esos izquierdistas de boquilla…Hay candidaturas anticoloniales,que planteen la independencia y la expulsión de los españoles…?Si no es así ,a qué voy a molestarme en participar en un juego en que no tenemos nada.

    Respuesta
  • el 24 mayo, 2016 a las 1:49 pm
    Permalink

    Estimada compañera Lulú decirle que los términos de soberanía , autodeterminación , independencia no pueden ir separados de la descolonización del territorio por parte de españa que al fin y al cabo es la que ordena desde los despachos de la metrópoli todo el engranaje colonial en Canarias y es la potencia colonial administradora y eso es así, todo lo demás es perdida de tiempo , energías y profundo desgaste

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×