Sin democracia en La Laguna, por mucho que lo niegue Ascanio

“El señor Rubéns Ascanio sacó la cabeza tímidamente por presión social”

Por todos es sabido que para que exista la democracia hace falta contar con una prensa mínimamente libre que sea capaz de informar con veracidad y pluralismo sobre las cosas importantes que suceden en un territorio dado, y esto no lo digo solo yo, lo dicen todos los politólogos, sociólogos y demás ilustrados que reflexionan sobre nuestras mal llamadas democracias. Un ejemplo perfecto de esta ausencia de democracia por falta de libertad de prensa lo tenemos en el municipio de La Laguna, un municipio que sufrió durante muchos años el rodillo reaccionario de Coalición Canaria, con alcaldes como Oramas, Clavijo o Díaz, que bien se encargaban de gastar importantes cantidades de dinero público en publicidad y comunicación en medios como forma «legal» de tener controlados a los medios de comunicación. Es sencillo: el periódico se porta bien, ponemos mucha publicidad institucional en su medio, se porta mal, ya no recibe un duro de publicidad institucional. Pues bien, está actividad antidemocrática y seudomafiosa que tanto denunciaron en su día el Señor Rubens Ascanio y su colega Santiago Pérez, parece que ha tenido continuidad bajo el mandato del nuevo alcalde socialista y sus socios Ascanio y Pérez, como denunció ayer en una radio de Tenerife el que fuera concejal lagunero durante bastantes años, en el gobierno y en la oposición, el antiguo dirigente socialista Javier Abreu. Denunciaba Abreu, ante una pregunta que se le hace en la radio (programa El Hervidero del 17 de octubre en Xanadú Radio), y cito textualmente: «¿Cuánto se ha gastado el Ayuntamiento de La Laguna en los medios de comunicación? Mira…, no lo sé con exactitud, pero deben de rondar más de tres millones de euros, solo en redes sociales (…), el alcalde se gasta 800.000 euros…  anuales.»

Para que nos hagamos una idea de si estos 3.000.000 de euros son mucho o son poco, diremos que en 2021 el Ayuntamiento de La Laguna habilitó una partida presupuestaria financiada por el Cabildo para ayuda alimentaria y farmacéutica a familias precarias de La Laguna por valor de 261.273 euros en una primera partida. Parece pues que tres millones de euros no es el chocolate del loro. Así las cosas, no nos sorprende que hace unos días una madre lagunera amenazada de un desahucio inminente, se pasara todo el día esperando a que la recibieran en los Servicios Sociales del señor Ascanio sin ningún éxito, y cuando entramos en acción los activistas sociales denunciando el caso y parando el desahucio, entonces sí el señor Rubéns Ascanio sacó la cabeza tímidamente por presión social, pero la prensa generalista, tanto periódicos como televisiones y radios presentaron el asunto como una gran gestión del Ayuntamiento salvando a esta madre, transformando en verdad una gran mentira pervirtiendo de paso la democracia.

Y si este riego de millones a los medios de comunicación pervierte la democracia, qué podemos decir de la denuncia que aireada en el mismo programa el mismo Javier Abreu, cuando apuntaba que el señor alcalde de La Laguna y su pareja la concejala de Cultura, además de otros dos miembros del Gobierno, siendo ya miembros del Gobierno Local compraron algunas viviendas a un fondo buitre, es de suponer que a un precio bastante más barato que el precio medio de mercado. Este asunto oscuro y feo, que ya nos había llegado por otras vías, denunciado esta vez de manera tan contundente por alguien que tan bien conoce el Ayuntamiento de La Laguna, merece creo por su gravedad que le demos una mínima presunción de veracidad y se exija una aclaración o investigación pertinente.

Si se comprobara que algunos miembros del gobierno local con su alcalde a la cabeza, pudieran haberse servido de su posición política relevante para acceder a la compra con ventaja de ciertas viviendas a un fondo buitre, está claro, deberían dimitir de inmediato, si no cosas peores. Porque no lo olvidemos, en la actualidad sufrimos en Canarias la crisis habitacional más grave de su historia, y en el contexto de esta crisis son los fondos buitres los agentes que más están agravando el problema y haciendo sufrir a las familias canarias, acaparando vivienda sin parar, comprándola a precio de ganga, especulando y lucrándose de manera grosera y presentando desahucios sin el más mínimo escrúpulo o corazón contra madres que no tienen dónde ir.

En este contexto dramático, la mera sospecha de lo que se dice del alcalde y su grupo, en connivencia o negocio con fondos buitres en lugar de estar haciéndoles frente de manera decidida, resulta de lo más obsceno y repugnante, y merece un artículo, y dos, y tres, y una investigación, y que se lo recordemos al señor Rubéns Ascanio tan activista y alternativo en el pasado, del que ya poco o nada queda, y que se  denuncie públicamente, aunque sea en algún medio digital minoritario que no reciba los generosos encargos  publicitarios del ayuntamiento.

 

Eloy Cuadra,

escritor y activista social

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×