Sólo el ‘pacto de las flores’ hizo posible la circunvalación a Tazacorte en el momento más inoportuno de nuestra historia

Hasta Coalición Canaria había dejado eso aparcado. ¿Cómo se les iba a ocurrir meterse con eso si la circunvalación a Barlovento está terminada hace diez años y jamás los barloventeros van a permitir que eso se abra porque desaparece el pueblo? Pues no amigos, llegó el ‘pacto de las flores’ y lo que nadie se creía vayan creyéndoselo

La idea de la obra no era, ni mucho menos, hacer circunvalaciones de ninguna especie que hoy día no hacen falta porque el único vehículo pesado que transita por ahí es la guagua y poco más. La idea era mover a los miles de cruceristas y a los cientos de camiones y pasajeros que llegarían por la multimillonaria obra del puerto de Tazacorte, que puso más millonario si cabe al palmero que preside el C.D. Tenerife pero para de contar, le pagaron a un pequeño ferry de Armas para que hiciera un paripé una vez a la semana y cuando se acabó la subvención nunca más volvió, como es natural porque es otro puerto inútil al estilo del de Granadilla y otros.

Vamos, que la carretera se justificó, en papeles no es que yo me lo esté inventando, para que el tráfico portuario no cruzara Tazacorte, tanto camión y tanta guagua, y cuando más claro que nunca está que ahí no entrará un barco con fundamento jamás pues van los de PSOE-Podemos-Casimiro-Román y con nuestras perras se disparan esa trinchera en medio de fincas de alta producción para enterrar dinero inútilmente poniendo en riesgo, como dejaron meridianamente claro los barloventeros, la poca economía del casco del municipio.

Y sí, es verdad, tú lo cuentas así que parece una cosa normal y lógica, y te aparece alguno con no sé qué rollo del progreso o qué sé yo qué disparates. Y no el que se está llevando las perras que tendría su lógica, no, cualquiera te puede salir por ahí cuando esto si a algo hace daño es al progreso en una isla donde tienen más agua que nadie y se están viendo en unos problemas de suministro enormes en muchos casos por unas muy deficientes infraestructuras hidráulicas. Pero, en fin, la gente cree que enterrar el dinero en piche ahí para los domingueros que van de playa es lo que hay que hacer y a ver cómo les convences de lo contrario.

Yo, sin embargo, lo tengo fácil para autoconvencerme de que eso no es prioritario. El ‘pacto de las flores’ de las narices me ha metido, incluso como persona declarada sensible al Covid-19, en una aula casi sin ventilación, con un calor de mil demonios que me impide abrir las persianas las más de las veces, con 25 niños y niñas maravillosos con los que disfruto, esos personajillos no han conseguido acabar con mi ilusión de momento, pero poniéndonos en peligro claramente a todos por falta de planificación, recursos obviamente hay pero los quieren para otras cosas que a la vista de todos y todas está.

En verdad, ya les digo, ayer cuando vi esa tremenda fila inacabable de niños y niñas que iban con ilusión a la escuela después de medio año no pude evitar una profunda alegría en ver cómo mantenían firme su compromiso con la escuela, igualito que hago yo en la medida de mis escasas y limitadas posibilidades también. Unos niños y niñas a los que les vamos a recortar los libros porque reconocemos que la situación familiar no permite muchas alegrías y el ‘pacto de las flores’ de las narices tampoco ha tenido a bien hacer un esfuerzo en este sentido. Casimiro sí que los tiene gratuitos en La Gomera pero él se aplica el cuento aquél de “ande yo caliente…” y así le va de bien electoralmente hablando.

Sí les digo que cuando veo multimillonarias obras de puertos y carreteras inútiles, promovidas precisamente por los que van con no sé qué rollo de gobierno de las personas y no sé qué -cuando son propiamente el gobierno del piche– no puedo, sino que sentir un profundo desprecio por los que nos han llevado, por acción u omisión, a esta lamentable situación sin precedentes. Sois mucho peor que la CoCa que ya está complicada la cosa, compadre.

Fuente: https://noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×