Tenerife: se fueron los de la levitación magnética y llegan los del piche (a peor la mejoría)

Nuestro nuevo y flamante presidente del Cabildo de Tenerife dice que como ya está aprobado el proyecto del túnel de Erjos que vale, que no lo va a parar ahora pero ojito porque paralelamente ya está trabajando en más carriles porque eso es lo que quiere la gente: una buena autopista que dé la vuelta a la Isla con los carriles que sean necesarios, que dónde metemos tanto coche después pues ya se verá.

Y sí, esa es la filosofía que se ha impuesto, y ya no ponen pegas a ese modelo ni los ecosocialistas, que directamente lo han apoyado ya desde el pleno del Cabildo ni los ecologistas que andan por ahí a sus cosas. Ahora les ha dado por acabar con un par de zonas que hay en la  Isla donde la gente se dedica a amontonar piedras en las playas, en los dos trozos de playa que quedan en las zonas turísticas de Tenerife donde aún hay piedras y que seguramente están ahí porque a los guiris les ha dado por apilarlas ya que están en capilla para que llegara la machacadora como ocurrió en La Enramada de Adeje. Pero que las machaquen no les altera, el problema ecológico por lo visto es que las apilen vaya usted a saber por qué.

Eso, lo de las piedras es la máxima preocupación ahora y algo lo del rabo de gato, donde el Cabildo se lo ha sabido montar y les da unos puntitos para oposiciones públicas, algunos créditos universitarios y material para que vayan algún sábado a arrancarlo cuando la invasora se extiende sin control por toda la Isla sin que nadie les plante cara tampoco ya a los responsables de tanta desidia. En fin, un ecologismo de salón al que como el PSOE es de “izquierdas”, dicen ellos, pues se le puede y se le debe consentir todo como los últimos ocho años desastre en la gestión de residuos en la Isla o que su propuesta para la movilidad sea asfaltar, en medio de la “emergencia climática” que al ecosocialismo le encanta. Puro palabrerío cuando lo que proponen son más autopistas y más aparcamientos en los centros. Vamos, que le dan la espalda totalmente al transporte público, que al menos los de la CoCa se plantearon tranquilizar a los constructores que les financian las campañas con trenes por todas partes. Estos, ni eso, puro piche.

Bien clarito lo ha dicho el nuevo vicepresidente: la prioridad del Cabildo de Tenerife son las carreteras”. Pero ojo, cuando dicen semejante barbaridad en una Isla que se está quedando hasta sin agua, no se refiere a mejorar la movilidad con todo lo que eso implica: mejora del transporte público (básicamente con carriles exclusivos allí donde sea necesario), regular el tráfico de vehículos pesados en las horas punta, favorecer la prestación de servicios de manera comarcal que evite la necesidad de tanto desplazamiento, contribuir de la forma que sea a que los grandes centros educativos implanten mayoritariamente el transporte colectivo en lugar del particular (hay lugares como Las Chafiras donde el principal inconveniente es la masiva presencia de vehículos particulares con niños para el Luther en horas de entrada y salida al igual que en Padre Anchieta, etc.).

No, ellos no se refieren a nada de eso, para ellos “solucionar” la movilidad implica más piche en cantidades industriales. Y punto pelota, de ahí no los saques porque esas cabecitas no dan más de sí o los que se benefician de los multimillonarios proyectos no se lo consienten. Más piche y más plazas de aparcamiento claro, porque en algún sitio habrá que meter a tanto coche, que tenemos más del doble de coches por habitante que Israel y con este PSOE al mando vamos camino de pillar a San Marino que tiene más de un coche por habitante, básicamente en su caso (nada que ver con el nuestro) porque no saben qué hacer con tanta pasta y les da por los coches de lujo.

En fin, las líneas estratégicas están marcadas y las prioridades también con lo que ahora toca que cada uno se retrate de la manera que crea conveniente. Eso sí, cualquiera diría que los que van de ecologistas y de ecosocialistas por ahí con no sé qué rollo de la “emergencia climática” algo tendrían que decir a todo esto. Porque no es que el que calle otorgue en este caso, ahora además es que su voto es imprescindible en el Cabildo y en el Gobierno para sostener estas políticas y hombre, vamos a ver, mojarse habrá que mojarse.

Sorpresas, sin embargo, ninguna porque hasta Santiago Pérez (cuando estuvo en el Cabildo en nombre del PSOE) también reclamaba más carriles y más piche siempre y cuando no se nombrara la circunvalación a La Laguna que una cosa les digo, puestos a asfaltar sin lugar a dudas sería la obra prioritaria (de la que nadie habla) que además forma parte imprescindible de eso que ellos llaman anillo insular de carreteras. Pero de por qué para Pérez y para el ecosocialismo en general la vía exterior (cuyo primer tramo hasta el cruce de El Tablero ya se construyó con el PSOE en Madrid y allí se quedó medio abandonado) es innegociable y arramplar por los montes y las tierras de cultivo de El Tanque y Los Silos o el pinar de Chío es perfectamente asumible es un gran misterio, cuasi paranormal, que jamás he sido capaz de descifrar. Puede que tenga algo que ver con los votos o con la propaganda, pero desde luego nada que ver con la defensa de los valores ecológicos y paisajísticos de la isla de Tenerife.

 Artículo publicado en noincineraciontenerife.wordpress.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×