Tenerife se moviliza para salvar el Puertito de Armeñime

Cuna del Alma, nombre del megaproyecto empresarial belga, supondría la urbanización de uno de los últimos rincones que han permanecido a salvo de la masificación turística en el sur de Tenerife 

La sociedad tinerfeña se moviliza para salvar el Puertito de Armeñime. Organizaciones ecologistas y de defensa del territorio, partidos políticos y la sociedad civil tinerfeña y canaria en general rechazan el mega proyecto turístico que promueve una empresa belga.

Los convocantes de la primera asamblea ciudadana, que se celebra este sábado en el Puertito de Armeñime, denuncian lo que supone “un completo atentado ambiental”. Un proyecto que afectará a la fauna y la flora del lugar, “incluyendo especies amenazadas, protegidas y hasta en peligro de extinción”.

Un proyecto exclusivo

La prensa belga se hace eco del mega proyecto dentro de una campaña para captar compradores de lo que denominan como “lujoso pueblo flamenco” en Costa Adeje. En su empeño promocional, no dudan a la hora de señalar que Cuna del Alma “es otro ejemplo del espíritu empresarial flamenco en Tenerife”, recordando que hace más de cincuenta años se fundo en la Isla Ten Bel.  

Cuna del Alma pretende ser un proyecto exclusivo, destinado a un público europeo de alto standing, y, como ha pasado con proyectos similares, supondrá el irremediable desplazamiento de la población local. Todo eso sin contar que no termine como Ten Bel, algo que la prensa belga y los promotores de Cuna del Alma parecen ignorar.

“Ex república soviética de Ten Bel” en Tenerife. La ciudad turística postapocalíptica

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×