Aday Hernández, candidato a la alcaldía de Santa Cruz de Tenerife por AHORA CANARIAS: “una apuesta de servicio a la sociedad debe pasar por dar sentido, dignificar y normalizar unas políticas sociales que tengan en la gente su único horizonte”

Lo que más salta a la vista es el total abandono de los barrios de Santa Cruz, están totalmente desconectados de la urbe o centro, la mayoría no tienen espacios transitables o zonas verdes y están plagado de barreras arquitectónicas

En un panorama político en el que la vieja política pretende seguir eternizándose en el poder y los que se reivindican como novedad no lo son tanto, vemos aparecer un plantel de jóvenes con las ideas claras y una conciencia política a prueba de oportunismos. En una Canarias en la que no se promueve el debate de ideas vemos como surgen personalidades envolventes, como la de Aday Hernández, un joven dispuesto a dar la batalla de las ideas y de la dignidad en Santa Cruz de Tenerife, porque es posible una ciudad diferente, una ciudad que sea para las personas.

Aday, pese a tu juventud, ya eres un veterano de las luchas sociales y, especialmente, en los últimos años has estado volcado en proyectos alternativos de comunicación. Te hemos visto en movilizaciones sociales de todo tipo, luchando por la defensa del territorio, acompañando la lucha feminista, y te vimos en la Universidad, en la Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC), de hecho fuiste uno de aquellos alumnos que se enfrentó en el 2011 al reglamento fascista disciplinario del 54 que un oscuro rector aplicó a una veintena de estudiantes críticos. ¿De dónde nace toda esa militancia? ¿Por qué razón decides tomar partido por todas esas causas?

Realmente mi nombre es Julián Aday Hernández Hernández, mi primer nombre es el de mi padre que se llama así por un tío suyo. Mi madre era del norte de Gran Canaria, y mi padre tinerfeño y medio gomero. Realmente me reivindico como un canario del país, siento un gran afecto y anhelo por Gran Canaria y por Bañaderos, a la vez exalto mi ancestralidad gomera, pero verdaderamente me he configurado y formado políticamente en Tenerife, la isla que se ha convertido en mi hogar.


Bueno, yo creo que el interés por la política me viene de familia, crecí con mis padres yendo a manifestaciones, asambleas, alguna comuna, en el coche de mi padre pegando carteles y megafoneando. Pero realmente comencé a militar cuando me vine a estudiar, eran otros tiempos, la lucha y los movimientos sociales estaban mucho mas activos y lo recuerdo como el espacio donde socializábamos, compaginaba la militancia en comités de solidaridad con los pueblos, con la lucha estudiantil.

La Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario (AMEC) era un espacio muy activo y organizado donde trabajábamos un grupo de compañeros muy amplio y diverso, que funcionaba muy bien, me gustaría decir que llevábamos a cabo todo lo que nos proponíamos, cosechamos muchas victorias y ahí hice a la mayoría de mis compañeras y compañeros de militancia.  

Efectivamente fui uno de los alumnos expedientados y pude vivir en mis propias carnes la persecución y represión a la que 23 alumnos fuimos sometidos por simplemente denunciar una problema administrativo. Hay que decir que con mucho trabajo y esfuerzo de todos los compañeros pudimos ganar esa batalla.

Yo creo que no hay ninguna razón para defender las causas justas, sino que se trata de un deber que asumimos de forma “natural”; para los que llevamos gran parte de nuestra vida militando, entendemos la militancia como una necesidad, yo personalmente necesito irme a la cama todos los días pensando que he hecho algo por cambiar el mundo, y yo creo que lo que me mueve es el amor y las ansias de libertad. Creo que la naturaleza de todo pueblo oprimido es la de conquistar su libertad y todo aquello que hagamos por la emancipación nos acerca un poco más a esa conquista.

¿Que es lo que te lleva a presentarte con AHORA CANARIAS en Santa Cruz de Tenerife?

AHORA CANARIAS es un proyecto ilusionante, sentíamos que teníamos que trascender aquellas barreras que durante años habían empujado al independentismo a vagar por el desierto, a repetir los mismos errores, y esta propuesta política, AHORA CANARIAS, era lo que necesitábamos para empezar a construir desde la unidad.

Tengo que decir que los cambios se están dando y estamos rompiendo barreras a una velocidad de escándalo.
Hoy mismo hablaba con el compañero Vicente Quintana (candidato de AHORA CANARIAS al Parlamento por la lista autonómica) y le decía que “hemos conseguido romper la barrera de la insularidad”; estamos trabajando compañeros de todas las islas en unidad y remando en la misma dirección, eso sin duda es una conquista.

¿Cuáles son los principales problemas de Santa Cruz de Tenerife para AHORA CANARIAS?

Santa Cruz es una ciudad muy abandonada, sus políticos, todos, están muy preocupados en satisfacer las necesidades de cuatro empresarios y se han olvidado por completo de la gente de Santa Cruz, de los barrios. No hay más que acercarse a cualquiera de los barrios de Santa Cruz para darse cuenta de que demandas como simples papeleras o servicio de basuras, que a estas alturas deberían ser necesidades básicas, vemos que ni siquiera llega a los barrios este tipo de servicios.

Son muchos los problemas que afectan a la ciudadanía de Santa Cruz, pero lo que más salta a la vista es el total abandono de los barrios de Santa Cruz, están totalmente desconectados de la urbe o centro, la mayoría no tienen espacios transitables o zonas verdes y están plagado de barreras arquitectónicas.

Tenemos que nombrar también para entender la dimensión de la problemática, que se trata de una de las ciudades con más paro del país y del Estado, un 23,67% esto significa que 21.529 personas están registrados como demandantes de empleo.

También tenemos problemas graves de vivienda y alquileres, que están desplazando a nuestra ciudadanía, un servicio de aguas y electricidad bastante caro y de poca calidad, graves problemas de transporte y de movilidad, y una ciudad que vive de espaldas al mar y al campo.

¿Qué soluciones plantean desde la organización?

Para nosotros los barrios son el verdadero centro de Santa Cruz. Proponemos configurar ese centro como una red que incluya e integre, entrelace, nuestros barrios para dar vida a un verdadero centro dinámico de la ciudad. La clave será una política integradora que entienda las necesidades de la gente de forma global y no de forma aislada. Integrar necesidades para cosechar CALIDAD DE VIDA.

Nuestro plan de barrios constará de diez ejes fundamentales que se interconectan entre sí y ramifican para abordar e integrar todas las necesidades entendiendo que una apuesta de servicio a la sociedad debe pasar por dar sentido, dignificar y normalizar unas políticas sociales que tengan en la gente (en las grandes mayorías sociales) su único horizonte.

Tenemos medidas que contribuirían a erradicar el desempleo a través del empoderamiento y formación de la ciudadanía. Queremos también hacer hincapié en solucionar los problemas de vivienda, poner coto a los precios de los alquileres y optar por la vivienda social. La educación debe tratarse como un pilar fundamental para poder construir elementos que coadyuven a la convivencia y el desarrollo de nuestra ciudadanía.

Con medidas contundentes para erradicar la desigualdad y los elementos que la causan, desarrollar infraestructuras que permitan que la ciudadanía viva en lugares agradables y cómodos, replantear todo el transporte y la movilidad de la ciudad para que este al servicio pleno de sus ciudadanos y ciudadanas, y también desarrollar elementos que colaboren en la protección, fomento y difusión de la cultura.

Proponemos replantear la configuración de nuestro territorio, protegiendo los entornos rurales del municipio, haciéndolos mas accesibles a su visita y fomentando el desarrollo de la agricultura y ganadería.

En los barrios de la periferia de Santa Cruz vemos ondear nuestra bandera de las siete estrellas verdes, mientras que en el centro es habitual ver banderas españolas ¿Qué diferencias existen entre esos dos polos opuestos? ¿Por qué desde AHORA CANARIAS dicen que “los barrios son el verdadero centro” de Santa Cruz de Tenerife?

Bueno nuestros barrios siempre han destacado por tener un fuerte arraigo cultural, nuestra bandera nacional de las 7 estrellas verdes siempre ha sido el símbolo de lucha de nuestro pueblo por la libertad y emancipación. En Santa Cruz nos sentimos orgullosos de nuestro símbolo, de su historia, que es la historia de la lucha del pueblo canario y lo ondeamos o colgamos en nuestras viviendas para apoyar nuestras luchas y para oponernos a las políticas practicadas por el colonialismo español. También la colocamos en nuestras fiestas y en señal de solidaridad con otros pueblos que luchan por su libertad. 

Por contra, la bandera rojigualda nunca ha tenido buena acogida en nuestro pueblo y está mas vinculada a otros sectores de población, cuando un canario levanta una bandera española lo hace con un sentimiento enorme de contradicción porque entre otras cosas sabemos cuales son los elementos que nos diferencian a las sociedades que habitan en la metrópoli.

¿Qué quiere decir eso de que Santa Cruz “debe recuperar su memoria”?

Queremos que Santa Cruz de Tenerife recupere su memoria. La memoria de pueblo combativo, la memoria de un pueblo comprometido con las mejores causas y dispuesto a ser libre. Un pueblo que a lo largo de su historia se ha enfrentado a todo tipo de opresores. Queremos un pueblo con memoria, un pueblo capaz de ejercitar el recuerdo; un pueblo que pueda reconocer a sus verdaderos héroes, un pueblo que expurgue de sus calles y plazas a sus verdugos. Desde AHORA CANARIAS nos comprometemos por ese ejercicio pleno de una memoria colectiva de libertad; ser capaces de reconocernos desde la más profunda ancestralidad a lo largo de los siglos; defendiendo también esa memoria antifascista chicharrera, esa llama viva que ha sido dignidad de pueblo. La memoria, también como herramienta de futuro para construir un municipio que entienda la profundidad que tienen palabras como libertad y soberanía.

¿Por qué Canarias necesita un proyecto soberanista?

Todos los males y desgracias sociales que sufre nuestro pueblo vienen derivadas de la situación colonial que vivimos que nos impide por completo acceder a cambios sociales, culturales o políticos. Mientras no se tomen medidas sobre la cuestión nacional en Canarias estos problemas seguirán azotando nuestra sociedad. El colonialismo no se puede reformar y lo único que puede generar una transición política en canarias es que a los canarios y canarias se nos deje decidir libremente sobre quienes somos, donde estamos y que tipo de sociedad es la que queremos.

Por otro lado ningún otro partido, aunque se esfuerzan en buscar votos de un espacio soberanista y de izquierda, tiene interés en romper los lazos coloniales y de opresión que España nos impone, a lo que aspiran estos, es a ocupar el puesto que actualmente ostenta CC, lo hacen desde sus mismos planteamientos y sus mismas practicas, los planteamientos de una élite política caciquil y cipaya que gobierna para una élite españolista parasitaria hija del colonialismo.

Vemos que te acompaña un grupo de personas muy variado. Personas de diferentes edades, jubilados, estudiantes… algunos con trayectorias militantes muy intensas durante los duros años de finales de los 70 ¿Qué nos puedes decir de ese equipo que llevas?

Efectivamente se trata de un grupo de personas muy representativo, tanto a nivel generacional como por sus conexiones con los barrios, sin duda cada barrio está representado en nuestra lista. Estoy muy orgulloso de estos compañeros y compañeras, y la cohesión del grupo es enorme, sin duda este grupo va a dar de si y con nuestro trabajo no tengo la menor duda de que conseguiremos cambiar las cosas.

Finalmente, ¿qué queda de aquel Aday juvenil sin responsabilidades (o sin tantas responsabilidades) que recorría en bicicleta las calles de Santa Cruz? ¿Cómo ha influido todo ese flujo vital y artístico en esa toma de conciencia tan importante que has vivido a lo largo de los años?

Para mi las responsabilidades no son un lastre, me ayudan a crecer a construirme y desarrollarme, me reconfortan y me siento orgulloso de cada una de las responsabilidades que me han tocado asumir, tanto en lo personal como lo político y no tengo miedo.

En cuanto al arte, el arte no tiene sentido si no sirve para cambiar las sociedades, creo que el arte no debe ser un mero elemento de distracción superflua. Si no se dan las condiciones para la creación lo mejor es luchar por conquistarlas mediante el medio que sea.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×