Canarias en África: “arrancarnos de cuajo del continente”

25 de Mayo, Día de África. Nos parece pertinente incluir dentro de la selección de textos conmemorativos del “Día de África” estos fragmentos sacados de los materiales del Primer Congreso del MPAIAC, septiembre de 1979; textos que nos permiten conectar a Canarias con la propia génesis histórica de la Organización para la Unidad Africana (OUA), fundada el 25 de mayo de 1963, cuya fecha de creación pasó a ser conmemorada como “Día de África”. El Movimiento por la Autodeterminación y la Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) fue fundado, en Argel, un año después, el 22 de octubre de 1964. A lo largo de dos décadas -hasta 1985-, Canarias, por medio del MPAIAC, conectaría su historia con la de la  propia OUA.

Los que pretenden obviar o ignorar estos importantes episodios de la historia de Canarias, solo estarían reafirmando la existencia de un interés colonial-real por falsear y nublar nuestra historia. Estos fragmentos se centran, precisamente, en esa “negación” de Canarias como parte de África, “la apertura de un foso profundo entre Canarias y el resto del continente”; negación que ya, en parte, abordamos en un artículo sobre la cuestión geográfica de las Islas. Asimismo, en los fragmentos seleccionados se toca el tema económico y la importancia de conectarnos económicamente con África, cuestión esta defendida ahora, a capa y espada, por las organizaciones empresariales canarias (aunque desde una perspectiva no tan centrada en la cooperación y el apoyo mutuo, sino en la explotación y la desposesión en el continente). Los fragmentos también abordan un tema que mantiene su actualidad: la utilización de Canarias como “portaviones” para invadir y saquear África. Finalmente, en el plano político, cultural e histórico se combaten las ideas Atlantistas, la idea de considerar a Canarias como “siete islas navegando en el Atlántico”.     

Por muchos esfuerzos que hagan, los colonialistas no pueden arrancarnos de cuajo del continente. No pueden arrancarnos de las realidades económicas, políticas y culturales africanas. A medida que profundizan sus intentos, producen efectos contrarios al pretendido. La Nación Canaria despliega su conciencia nacional y su lucha por la independencia, con una fuerza multiplicada.

En la actual situación, Canarias se encuentra en una encrucijada política, donde se juega el ser o no ser como pueblo libre y soberano.

– El colonialismo intenta la apertura de un foso profundo entre Canarias y el resto del continente. Canarias representa una gran fuente de beneficios y los grandes industriales y banqueros colonialistas tienen ya pensado nuestro futuro: El archipiélago canario como un componente más de la estrategia neocolonialista e imperialista contra el continente.

– El Movimiento de Liberación Nacional de Canarias, recogiendo los intereses de nuestro pueblo, es consciente de que el futuro económico y social de Canarias está indisolublemente unido a África, y éste es el único camino de nuestro progreso.  

El archipiélago canario tiene su propia vía. Enfrentarnos al papel que nos obligan a jugar y pasar a la integración económica en nuestra área natural, que supone también e incondicionalmente, la integración política, es decir el establecimiento de unas nuevas bases de relaciones económicas, políticas y sociales, que un estado libre construye en íntima solidaridad con los países hermanos de nuestro Continente.

Se trata de aceptar la división del trabajo que surge de las necesidades económicas africanas, nuestro medio natural.

El mantenimiento del colonialismo supone nuestra afirmación como plataforma de penetración imperialista y neocolonial en África. Es no sólo nuestra agonía como pueblo, sino el aseguramiento de una nueva cabeza de puente contra el Movimiento de Liberación Africano y las luchas de los pueblos de nuestro continente por lograr desprenderse de la siniestra herencia dejada por el colonialismo europeo.

Los objetivos del Movimiento de Liberación Nacional de Canarias nos hacen converger de forma natural con la Revolución y la Unidad Africana. Son no sólo las de hermandad y culturales los que nos sitúan al lado de los M.L.N. Africanos. Son también intereses comunes de tipo económico y político, los que convierten al MPAIAC y al resto de los M.L.N. africanos en un solo frente común, con una táctica y estrategia única: contra el imperialismo, el colonialismo y el neocolonialismo, por la libertad independencia y progreso económico y social de absolutamente todo el Continente Africano.

(…)

En la medida en que continúe siendo colonia de España, Canarias cumplirá el papel de portaviones imperialistas en África.

Todas las teorías sustentadas por los colonialistas y sus cómplices, que se manifiestan sobre todo en las tesis Atlantistas, pretenden respaldar y legitimar el foso que España quiere abrir entre Canarias y el resto del continente. El Atlantismo es la carnada falsificadora que, a despecho de la verdad histórica, quiere sustentar y justificar la idea de Canarias como nación no africana, es decir, siete islas navegando en el Atlántico a merced del timón colonialista e imperialista.

Fuentes:

-1er. Congreso del MPAIAC, septiembre de 1979. Editado por el Departamento de Prensa y propaganda del MPAIAC. Secretaría General. Argel, 1980 (impreso en Caracas)

-Cortes, J.L. La Organización para la Unidad Africana. C.I.D.AF., Madrid, 1982

-Gil Marín, J.C. Codex Canariensis. Compilación de los documentos constitutivos del Hecho diferencial archipelágico. Cultiva, 2009




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×