El acoso sexual de cada día: “si te portas bien tendrás el trabajo”

Mujer, mediana edad, con hijos a cargo, con ingresos mínimos, sin más apoyos o ayudas. Es este el perfil más vulnerable de nuestra sociedad, y también es el perfil de la mujer cuya denuncia de acoso sexual en el trabajo hoy hacemos pública desde nuestra plataforma.

Ella, guardamos su identidad por expreso deseo, ve un anuncio en un periódico local que oferta trabajo de camarera en un bar del área metropolitana de Tenerife. Acude al bar y entrega su curriculum. A los pocos días recibe mensajes de Whatsapps del encargado del bar, quien le ofrece amablemente a elegir entre dos horarios, para hacer la prueba. Seguidamente, el encargado le advierte que “tiene que portarse bien”, si quiere el trabajo. Ante la sorpresa, la madre pregunta por mensaje qué es eso de “portarse bien”, a lo que el encargado aclara “conmigo”. No dice portarse bien en el trabajo, no dice cumplir los horarios, no dice ser buena profesional, dice “portarse bien con el dueño del bar”. La mujer no necesita preguntar más para entender, y no acepta la oferta, notablemente angustiada y molesta.

Al día siguiente contacta con la Plataforma a través de un correo electrónico donde explica lo sucedido  y lo mal que se siente (En la imagen, la copia del correo que nos envió).

001

También nos muestra los mensajes de móvil con la conversación y el número de móvil del propietario, y nos expresa su deseo de que este asunto se sepa para que no le ocurra a ninguna otra mujer, que no llegue ninguna a verse obligada a ceder al acoso por imperiosa necesidad. Pero también nos pide que guardemos su identidad y el caso se denuncie sin aparecer ella con sus datos y filiación, debido, sobre todo a su situación de vulnerabilidad y precariedad manifiesta. Ella, es perfectamente entendible, no quiere enfrentarse al calvario, al coste en recursos que no tiene y a la exposición que supone denunciar a un señor por este asunto, un señor que tendrá más medios seguro que ella, más dinero, y mejor disposición.

El problema viene cuando contactamos con el Instituto Canario de la Mujer, con la Policía Nacional y con la Inspección de Trabajo, y en todos los sitios nos informan de la necesidad de que la afectada denuncie en primera persona con sus datos al supuesto acosador, de lo contrario nada se puede hacer.

Aunque entendemos la importancia de que las denuncias lleven nombres y apellidos, también entendemos que hay casos y casos, y cuando se trata de mujeres en situación de extrema vulnerabilidad, como esta madre, creemos que el sistema debe tener mecanismos suficientes para investigar el asunto protegiendo debidamente a la afectada, que bastante tiene ya con llegar a fin de mes sin que le corten la luz, el agua o la echen de su casa por impago del alquiler.

En la plataforma entendemos que hay un vacío en estos casos, que propicia que individuos como el referido puedan acosar impunemente a madres en situación de necesidad, hasta que alguna accede a su oferta de acoso. A día de hoy, desconocemos qué estará pasando en  ese bar, o si habrá el dueño contratado a alguna chica. Comentar también que al hilo de este asunto nos hemos puesto a recabar datos, y parece ser también práctica habitual que empresarios de hostelería contraten a prueba a trabajadores durante unas semanas, y finalmente no los acepten ni les paguen nada, después de que hayan estado trabajando durante aproximadamente un mes. Y así vuelta a empezar, y de esta manera tienen cubierto el servicio de camarero casi indefinidamente con trabajadores a prueba, a los que no les pagan nada.

En definitiva, creemos que es importante que los organismos de inspección laboral, las fuerzas y cuerpos de seguridad y las oficinas de defensa de la mujer desarrollen protocolos que prevean actuaciones para los casos que estamos relatando, sin necesidad de obligar a las víctimas en situación de extrema necesidad y vulnerabilidad a cargar con todo el peso de la denuncia, sin defensa y con los riesgos que ello implica.

Por tal motivo, en días futuros acudiremos a la Consejería de Trabajo, a la Subdelegación del Gobierno y a otras instituciones a dar cuenta de todo esto, con la idea de que se puedan evitar situaciones como la denunciada aquí en el futuro.

Rogamos se hagan eco de este mensaje y le den la máxima difusión posible.

Un 29 de marzo de 2016, desde la Plataforma por la Dignidad.

 

linea azulia

Enlace a la denuncia: https://plataformadignidad.wordpress.com/2016/03/28/el-acoso-sexual-de-cada-dia-si-te-portas-bien-tendras-el-trabajo/ 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×