José Carlos Martín (AHORA CANARIAS): “el independentismo canario tiene que ir hacia una refundación”

“El independentismo debe abrirse a la sociedad, responder a sus necesidades básicas, ser un actor protagonista y no un secundario que sólo grita consignas”

“En la actualidad, el porcentaje mayor de ese independentismo potencial está votando a otras opciones políticas (CC, NC, Podemos, IU, partidos locales, etc.) y ahí habrá que ir a buscarlo”

Hablamos con José Carlos Martín, 52 años. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología (ULPGC) , Postgrado en Gestión de Políticas Sociales (ULPGC) y Master de Comunicación Pública (UAB). Fue candidato al Parlamento por AHORA CANARIAS en las elecciones del pasado 26 de mayo.

¿Qué valoración haces de los resultados electorales de AHORA CANARIAS?

Sin matices, son unos malos resultados. Estábamos y estamos convencidos de que la causa independentista tiene un nivel de simpatizantes sustancialmente mucho mayor. No pudimos llegar y así hay que asumirlo. Sin duda hay que hacer un sano e inteligente ejercicio de autocrítica, pero no como flagelo, sino como espaldarazo para la necesaria refundación de las bases del independentismo canario, sobre un discurso, proyecto y alternativa del y para el Siglo XXI.

Dicho esto, también quisiera agregar que, quien piense que ese independentismo está mucho más presente en los porcentajes de abstención registrados, simplemente o no está en la realidad, o tiene terror a toparse con ella. En la actualidad, el porcentaje mayor de ese independentismo potencial está votando a otras opciones políticas (CC, NC, Podemos, IU, partidos locales, etc) y ahí habrá que ir a buscarlo.

AHORA CANARIAS tenía que existir y existe como una referencia desde febrero. Las elecciones han permitido hacer visible que el independentismo canario quiere presentar batalla, que no está muerto como otros pretendían. Esto último sí se ha conseguido y por tanto debe entrar en el balance.

Teniendo en cuenta de que AHORA CANARIAS está todavía lejos de poder influir en la política institucional en las Islas, ¿qué pasos tendría que dar ahora el independentismo para estar presente en la realidad política canaria? ¿Qué tarea tiene por delante el independentismo?

Como mencioné anteriormente, el independentismo canario tiene que ir hacia una refundación. Hablamos de dar el salto, de actualizar discurso y estrategias, de sustanciar una alternativa real que de verdad conecte con amplios sectores de la sociedad canaria, de formar cuadros muy solventes y de dotarnos de una organización que responda a los nuevos escenarios políticos. Es fundamental que todo esto esté encuadrado en una hoja de ruta a diez años, que debe de comenzar a levantarse desde ya y que sume a quienes quieren trabajar seriamente. El tiempo de pontificar desde las alturas ha terminado y el de expedir certificados de pureza independentista también, porque han tenido el mismo efecto que el napalm en tierra fértil. El independentismo debe abrirse a la sociedad, responder a sus necesidades básicas, ser un actor protagonista y no un secundario que sólo grita consignas. En el plazo de unos ocho meses, deberíamos ser capaces de celebrar una gran Asamblea de Refundación del Independentismo canario, de la que salgan los cimientos del anticolonialismo canario del siglo XXI. Hablamos de una catarsis y no de una reunión más para consumo interno. Hablamos de algo que no incumbe sólo a AHORA CANARIAS sino a todos, pero que no admite más esperas, ni pataletas infantiles, ni más papistas que el Papa. Hablamos de una reconciliación sincera entre todas las sensibilidades y corrientes del independentismo, pero no de una simple suma de clanes, caudillos y profetas. Mientras todo esto toma forma, no hay que olvidar que AHORA CANARIAS es ya un actor político que va a llevar la voz de la Canarias libre al Parlamento de la metrópoli y a Bruselas gracias a su vinculación con el frente amplio independentista que significa AHORA REPÚBLICAS. Esto significa que mientras CC estará pidiendo limosnas desde el gallinero del grupo mixto, AHORA CANARIAS estará combatiendo las tramas mafiosas del dependentismo y el maltrato del colonialismo desde la bancada independentista o que por primera vez, en Bruselas, van a oír a alguien denunciando la condición de colonia de nuestro archipiélago.

Más allá de la estrategia que se tenga fuera de las instituciones coloniales ¿puede renunciar el independentismo canario a entrar en las instituciones para desarrollar desde esos espacios políticas anticoloniales?

Todo proceso es distinto, cada nación sin estado se mueve en escenarios concretos y todo movimiento de liberación tiene grados diferentes de implantación y fuerza, pero ninguno puede escatimar frentes de acción política alguno. Es tan poco inteligente abandonar aquellos foros desde los que se puede generar visibilización de la causa canaria, como reducir ésta a un sólo plano. Particularmente creo que la no participación en las instituciones es un error, diría incluso que ha sido una excusa para enmascarar nuestras miserias. ¿Nos creemos más independentistas que Otegui, Puigdemont, Junqueras y otros que lo hacen desde hace décadas?¿De verdad creemos que la ONU, la UE o incluso la UA, van a atender petición alguna de descolonización porque en Canarias se diera un porcentaje de abstención del 60%? La participación en elecciones y la presencia en instituciones son un frente más de la batalla anticolonial y quien sea incapaz de asumir esto es que pretende insultar la inteligencia y el sentido común de su propia gente. Lo interesante sería poder articular todos esos frentes de lucha desde una Alianza de País que trabajara con una estrategia común. Y no estoy hablando de integrar en ella a quienes dirigen Coalición Canaria y Nueva Canarias, porque otro es su país y otras sus alianzas, pero sí a todo un abanico importante de personas que no quieren que Canarias siga siendo una colonia o tratada como tal.

¿Cómo valoras los resultados a nivel general?

Lo primero que hay que decir es que hemos presenciado la campaña electoral más dopada de los últimos 30 años en Canarias. Los unos y los otros, han gastado un dinero que no aguantaría una mínima investigación por una autoridad competente, pero suponer que en un país forajido como España, alguien va a actuar de oficio en pro de un mínimo control de salud democrática a este respecto, es de ilusos. Nadie en su sano juicio puede interpretar que el incremento de votos de CC sea por su gestión. Han pagado la campaña de todas las agrupaciones locales, independentientes y residuales a cambio de los votos del 28A y el 26M y el PSOE en Canarias sólo ha tenido que cebar la muy reciente ola estatal. Al final supieron polarizar la campaña y los llamados a su voto útil rompieron al resto.

Ambos han usado recursos y dinero público a cambio de votos, gastado muy por encima de lo permitido, comprado medios y voluntades a mansalva. Las luchas tribales en Podemos le han pasado factura y Nueva Canarias ha visto fracasar su estrategia del limbo ideológico, en su intento de ser el recambio de CC.

Es más que evidente que en Canarias los clanes políticos andan están estos días en una especie de “Apocalilpto postelectoral”. Podemos y NC se lo juegan todo a servir de escuderos del PSOE, para así mantener sus estructuras; lo de CC es a vida o muerte y al PP y Cs les toca esperar a todo lo que se caiga de Coalición si sale del gobierno. ASG desaparecerá de la escena con la jubilación de Curbelo, pero van actuar como los caciques herreños durante un tiempo.

¿Influirá en el independentismo canario la debacle electoral sufrida por los denominados partidos del cambio (Podemos, Sí Se Puede, etc.)?

Estoy convencido de que no es sólo CC quien se acerca a su descomposición. También NC y Podemos en Canarias dan síntomas de agotamiento y declive. CC es el partido del Régimen en Canarias y ha sido el custodio del pacto colonial. Si pierde las instituciones se producirá una espantada importante que los dejará K.O. Nueva Canarias se ha metido ella sola en un “todo vale” que será su tumba y es más que evidente que terminará sus días fagocitada por el PSOE. Podemos no resistirá otros cuatro años sus peleas internas y sus confluencias en Canarias son papel mojado. Si los independentistas jugamos bien nuestras cartas, esa descomposición progresiva, nos colocará en una mejor posición y oportunidad política.

¿Por qué le cuesta tanto a la gente entender la situación colonial de las Islas Canarias?

Quiero ir más allá de los argumentos históricos, culturales, psicológicos y educativos en este tema, que existen, son evidentes y han servido de argumentario en todos estos años para responder a esta pregunta. No obstante, hay que aceptar una evidencia; hay un porcentaje muy importante de la población de origen canario que entiende que la dependencia es su seguro de vida y por tanto, está dispuesto a aceptar todas las condiciones y marcos de relación subordinada impuestos desde el Estado. La españolidad de muchos empieza y acaba en sus garbanzos.

Hay otro sector de la población que, tal vez, no es capaz de asumir plenamente la condición de colonia, pero que en esencia sabe que el Archipiélago está sometido a un trato injusto, a ser la Cenicienta de España y aunque le irrita y se posiciona, no ha encontrado en los independentistas el cómo podría revertirse esa situación a mejor. Es ahí donde está el grueso de los potenciales apoyos de un independentismo canario bien organizado, con un discurso conectado con los problemas diarios de la gente y con una alternativa sólida, seria, creíble y viable.

Los estudios demoscópicos apuntan a que al menos 350 mil canarios tienen un sentimiento político canario arraigado. Si consiguiéramos conectar con ellos y nos reconocieran como instrumento de sus aspiraciones, CC y NC perderían una gran parte de sus apoyos y también esa abstención de indignados tendría un referente. Hay que seguir desnudando las miserias del colonialismo, seguir haciendo un trabajo de pedagogía política al respecto, pero hay que hacerlo con formas y maneras distintas a las usadas hasta ahora porque el adversario ha sofisticado mucho más sus medios.

Una parte importante de que el colonialismo siga fuerte no la tienen precisamente sus méritos, sino que los anticolonialistas no hemos sido capaces de hacerlo mucho mejor. Si damos la vuelta a la tortilla y ganamos el debate del “que vamos a vivir”, el escenario puede cambiar a mejor para nuestra causa.




6 comentarios sobre “José Carlos Martín (AHORA CANARIAS): “el independentismo canario tiene que ir hacia una refundación”

  • el 7 junio, 2019 a las 10:17 pm
    Permalink

    Excelente y ánimos; “que bienvenido sea este proceso de refundación al que se alude es cita entrevista y a trabajar bien duro para este pueblo que anhela una verdadera fuerza política que nos representen”…
    Como es:
    AHORA CANARIAS 💚 AHORA REPÚBLICAS 🌍

    Respuesta
  • el 8 junio, 2019 a las 12:23 pm
    Permalink

    Seamos claros: los canarios NO queremos la independencia. Este señor y sus compañeros tienen que aceptarlo.

    Respuesta
    • el 8 junio, 2019 a las 9:32 pm
      Permalink

      Señor José Echedey eso que usted dice, además de que lo hace de manera muy ligera (sin aportar ningún dato o argumento a su favor), es una necedad, que evidencia que no se ha leído la entrevista.

      Realmente ningún pueblo puede no querer su independencia. La independencia es una necesidad y cada pueblo debe aspirar de manera natural a conquistar la suya. La independencia de nuestro país no es menos necesaria que la de otros, ni menos natural. Si partimos de la base, de que el pueblo canario hoy no votaría a favor de un referéndum de autodeterminación (que es del todo cuestionable) es porque todavía coexisten imaginarios del todo ficticios impuestos por el régimen colonial.
      Y como bien dice José Carlos en su entrevista, todavía hay indepes o gente con conciencia nacional votando a CC, NC o Podemos, incluso me atrevería a decir que puede que alguno votara por PSOE (por eso del voto del miedo) partidos que obedecen claramente a las estrategias impuestas por dicho régimen. Pero realmente si esos votantes confundidos o seducidos por falsos soberanistas votaran por un proyecto que los llevara hacia su emancipación conformaría un bloque muy significativo que empezaría a crear país.

      Respuesta
  • el 8 junio, 2019 a las 6:50 pm
    Permalink

    Lo que si está claro es que los canarios no queríamos, ni queremos, pertenecer a la OTAN y, sin embargo, nos metieron hasta el cuello. Muy democrático, ¿no?

    Respuesta
  • el 8 junio, 2019 a las 8:07 pm
    Permalink

    Señor Echeyde, está claro que UD no forma parte de ése más del 42,4% de Canarios en el umbral de pobreza y que eso pase cuando recibimos más de 15 mlls de turista es increíble y que además no permitan los gobiernos españoles a Canarias desarrollar sus grandes posibilidades es por gente como Ud que desconoce la Realidad Canaria

    Respuesta
  • el 9 junio, 2019 a las 8:59 am
    Permalink

    Sin duda, la independencia de Canarias es el futuro, el resto ya lo conocemos, solo ha traido miseria y dependencia. Por dignidad. De acuerdo con Jose Carlos, la tarea no es cuestion de 4 independentistas puro sino de que una bade social amplia se pragmatica y coja el poder que existe y le corresponde.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×