Las protestas contra el proyecto de Cuna del Alma llegan a Bruselas

Varios activistas de la plataforma Stop Cuna del Alma y de Solidaridad Solar se han desplazado hasta la capital de la UE para mostrar su rechazo a este macroproyecto.

Han escenificado una tumba rodeada de carteles en los que se podía leer Stop Cuna del Alma y Stop Filip Hoste

La respuesta por parte de la ciudadanía belga ha sido “muy positiva, mostrando su apoyo mayoritario a la paralización de las obras”

La lucha contra el proyecto de Cuna del Alma, en el Puertito de Adeje, ha llegado hasta Bruselas para tratar de llamar la atención de las autoridades comunitarias sobre este asunto. Varios activistas de la plataforma Stop Cuna del Alma y de otras organizaciones ecologistas como Solidaridad Solar se han desplazado hasta la capital de la Unión Europea para mostrar su rechazo a los macroproyectos que “destrozan el territorio de las islas e hipotecan el futuro de las próximas generaciones de canarios”.

En concreto, la activista Elena Martín ha estado protestando durante el día de ayer frente a la sede del gobierno europeo escenificando una tumba rodeada de carteles en los que se podía leer Stop Cuna del Alma y Stop Filip Hoste, en referencia al ideólogo belga e impulsor del proyecto que se pretende construir en el sur de Tenerife.

Junto a ella, varias personas desplazadas a la capital belga han permanecido toda la noche en vela y dando a conocer los motivos del rechazo a esta obra que proyecta construir una urbanización de lujo en el municipio de Adeje. El motivo principal de esta protesta ha sido exigir “la recuperación de la naturaleza de Canarias” y la paralización de grandes proyectos que destruyen el medio ambiente de las islas.

Los organizadores de esta protesta afirman que con esta acción han buscado “que la sociedad belga y de toda Europa sea consciente del enorme daño medioambiental que el proyecto de Cuna del Alma puede causar al patrimonio natural de Canarias”. Aseguran además que la respuesta por parte de la ciudadanía belga ha sido “muy positiva, mostrando su apoyo mayoritario a la paralización de las obras”.

Además de Hoste, las familias Vandermarliere y Van Biervliet, aparecen también como inversores de este proyecto. Las protestas continuarán en Bruselas en los próximos días y no descartan extenderlas a otras ciudades del continente Europeo para recabar el apoyo de los gobiernos de la UE.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×