Propuesta de sanción para la promotora de “Cuna del Alma” por la destrucción de yacimientos arqueológicos

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias propone sancionar con 600.000 euros a la empresa constructora de ‘Cuna del Alma’ por la destrucción de yacimientos arqueológicos

Las activistas siguen plantando cara a las obras en el Puertito de Adeje

La Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Canarias ha propuesto para sanción a la empresa constructora del macroproyecto Cuna del Alma, con una multa de 600.000 euros, por la destrucción de restos arqueológicos en la zona del Puertito de Adeje. Así lo informó la responsable de esta área, Nona Perera, a los representantes de la Asociación Patrimonial Tegüico durante un encuentro mantenido ayer por la tarde.

La directora regional de Patrimonio explicó a la asociación que “se ha aplicado la sanción máxima estipulada por le ley, la cual ya ha sido notificada oficialmente, y que el 2 por ciento de la obra, que actualmente se encuentra paralizado, seguirá sin poder tocarse”.

Desde la Asociación Patrimonial Tegüico se trasladó la enorme preocupación que existe por la pérdida del “irremplazable legado arqueológico de nuestros ancestros”. Además, se defendió la lucha que se está produciendo desde diferentes ámbitos, la cual ha generado un importante movimiento social de defensa de nuestro patrimonio arqueológico y medioambiental, que está obteniendo apoyo dentro y fuera de las islas.

Las activistas siguen luchando para parar las obras

Mientras Podemos celebra con un exceso de triunfalismo la propuesta de sanción, en el Puertito las obras continúan avanzando sin que las instituciones muestren mayor interés por la paralización de las mismas.

Las imágenes que nos deja el día evidencian el riesgo que están corriendo los activistas al poner sus cuerpos para frenar las obras. En este sentido, desde sus redes sociales, la plataforma Salvar el Puertito denunciaban la situación: “mientras las compañeras siguen impidiendo que se avance en este hormigonado del barranco, la obra decide que no importa poner en riesgo a las personas que están ahí dentro y proceden al vaciado del hormigón. Todo esto bajo la increpación de la empresa de seguridad y diversas agresiones”.

 

 



 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×